viernes 22/10/21
POLÍTICA

El Gobierno estudia las opciones para solucionar los problemas de calado del puerto de San Vicente de la Barquera

Puerto de San Vicente de la Barquera
Puerto de San Vicente de la Barquera

El Parlamento de Cantabria ha aprobado en el Pleno de este lunes por unanimidad una propuesta de Vox para instar al Gobierno regional a realizar las obras de infraestructura necesarias para conseguir que el puerto de San Vicente de la Barquera sea un lugar de refugio seguro en cualquier condición climática y pueda convertirse en "polo económico" para el desarrollo de la industria marítimo pesquera.

No obstante, ya está en marcha el estudio encargado por el Ejecutivo al Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria (IH Cantabria), con una consignación estimada de 100.000 euros, para que analice las posibilidades y concluya cuál sería la mejor actuación para solucionar los problemas del puerto, al que algunos barcos no pueden entrar por falta de calado.

Así, todos los partidos se han mostrado de acuerdo con la necesidad de abordar esos problemas y han apoyado la proposición no de ley (PNL) de Vox, pero los grupos que sustentan al Gobierno cántabro, PRC y PSOE, han defendido que el Ejecutivo ha sido "receptivo y sensible" con las peticiones del sector pesquero y ya ha encargado el estudio, tal y como se comprometió el consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, en una reunión con la Cofradía de Pescadores y con el equipo de Gobierno de San Vicente (PRC-PSOE-Ciudadanos). Además, han recordado que se ha invertido recientemente un millón de euros en el dragado del puerto para mantenerlo operativo.

Por ello, el regionalista Javier López Estrada y el socialista Javier García-Oliva han defendido que el Gobierno "está cumpliendo" y a la espera de las conclusiones del IH, porque tiene que ser "muy cauteloso" para que una actuación de este tipo no provoque consecuencias no deseadas.

Por ello, aunque Vox pide en la PNL prolongar el espigón del puerto hasta hacer efectiva su función de protección contra vientos fuertes y mar gruesa y lograr que esta infraestructura sea un lugar de refugio seguro en cualquier condición climática, PRC y PSOE y también el PP han apostado por esperar el estudio antes de decidir llevar a cabo esta actuación concreta, para no afectar a las corrientes marinas o al equilibrio del estuario en cuanto al depósito de sedimentos. En este sentido, el 'popular' Íñigo Fernández ha remarcado que esta propuesta "tiene muchos riesgos". "A lo mejor no aportamos ninguna solución y nos cargamos la playa o llenamos de arena el interior de la bahía de San Vicente de la Barquera", ha advertido, pidiendo "cautela total".

Además, aunque ha votado a favor de la iniciativa, ha considerado que el enfoque de Vox "no es del todo acertado" al centrarse en cuestiones de seguridad, porque cree que los pescadores "no es que no salgan por miedo", sino "porque no pueden trabajar" en el entorno del puerto por un problema "de operatividad y de calado", que lleva a que esta infraestructura esté "infrautilizada". Y es que, según Fernández, esto está "obligando" a los pescadores a "ir a vender a Gijón cuando podrían ir a San Vicente" si tuvieran un puerto con suficiente calado, aunque ha aclarado que esto "no tiene ninguna incidencia en el desarrollo o declive de la industria transformadora del pescado".

Por su parte, desde Ciudadanos el diputado Diego Marañón ha ensalzado que los partidos que gobiernan en San Vicente "ya han hecho su labor" trasladando la petición al consejero y que éste se comprometió a actuar, aunque ha criticado que hizo lo mismo en el puerto de Suances y ese compromiso "no se hace realidad".

Ante ello, el regionalista Javier López Estrada ha respondido que actualmente se va a proceder a contratar la redacción del proyecto a llevar a cabo en el puerto suancino porque "acaba de superar" la fase de consultas previas de la evaluación de impacto ambiental.

Comentarios