viernes. 14.06.2024

El Consejo de Gobierno ha dado luz verde este martes a la partida extraordinaria de 1,1 millones para combatir los efectos de la enfermedad hemorrágica epizoótica, aunque el decreto que regulará estas ayudas para los ganaderos está aún a falta del visto bueno de la asesoría jurídica para poder publicarse.

Se pagarán 25 euros por cada res enferma y por las muertas entre 700 y 1.500 euros en función de su edad y raza y el Ejecutivo espera que las ayudas puedan abonarse "antes de fin de año", según ha avanzado este martes la directora general de Ganadería, María Fernández.

Según ha explicado, en este momento están afectadas todas las comarcas agrarias menos Liébana y la enfermedad se extiende por 70 ayuntamientos. Con datos a 27 de octubre, la enfermedad se extiende por 70 ayuntamientos y hay unos 4.900 animales afectados (7 ovinos) y han sido comunicadas más de 1.650 muertes, entre los cuales también hay una decena de ganado ovino e incluso alguno caprino.

En su comparecencia en comisión, la directora general de Ganadería solo ha hablado de los 25 euros por res afectada, si bien, terminada la misma, ha aclarado, a preguntas de los medios de comunicación, la cantidad que se abonará por las muertas en función de un baremo que se incluirá en el decreto.

En la comisión, tanto el diputado del PRC y exconsejero, Guillermo Blanco, como la socialista Eva Salmón han considerado insuficiente tanto la cuantía global de 1,1 millones de euros como el pago de 25 euros por res afectada, sobre todo teniendo en cuenta el elevado precio que, según han indicado, tienen los tratamientos.

Blanco ha considerado que esa cantidad no va a servir de mucho para ayudar a los ganaderos afectados y cree que en el Ejecutivo "sí hay posibilidad de sacar más dinero" para estas ayudas y para hacerlo con "más agilidad de lo que se está haciendo".

El exconsejero ha señalado que en la pasada legislatura el anterior Gobierno PRC-PSOE movilizó 15 millones para paliar los efectos de la guerra de Ucrania en el sector primario.

También la diputada del PP Belén Ceballos ha reconocido que esos 1,1 millones es "poco, como siempre" ocurre, según ha dicho, en los casos de los decretos por indemnizaciones.

La directora general ha señalado que le gustaría tener el "doble de presupuesto" para que el volumen de estas ayudas pudiera ser mayor y poder pagar "mucho más" para cubrir todos los costes. Sin embargo, ha recordado que ha costado conseguir esos 1,1 millones, que se derivarán a la Dirección General de Ganadería para el pago de estas ayudas.

Durante la comparecencia, los grupos de la oposición han vuelto a criticar que la Consejería no haya tomado determinadas medidas para evitar la expansión de la enfermedad, como la suspensión de ferias y concentraciones ganaderas.

En este sentido, le han preguntado si el Gobierno va a cumplir con la resolución aprobada ayer en el Pleno del Parlamento, en la que se instaba a realizar una modificación legal para hacer que la Consejería pudiera ser competente para prohibir las ferias y concentraciones ganaderas por un problema de sanidad animal.

En este sentido, la directora general de Ganadería ha señalado que las medidas adoptadas se han adoptado atendiendo al nivel del riesgo, en base a "criterios técnicos y no políticos" y a los acuerdos adoptados entre el Ministerio y las comunidades autónomas en noviembre de 2022 y en marzo de 2023.

Ha indicado que desde el Ministerio "solo se sigue recordando" la importancia de la comunicación de los casos y en la adopción de medidas de desinsectación de animales, transporte e instalaciones, así como tratamientos sintomáticos.

Además, ha recordado que en estos momentos no hay en la UE ninguna vacuna autorizada, el método "más eficaz". "Es necesario que el Ministerio debe promover la necesidad de crear una vacuna contra esta enfermedad", ha dicho.

La comisión ha acabado con cierta polémica después de que los tres grupos de la oposición (PRC, PSOE y Vox) han criticado que la directora de Ganadería haya reservado algunos detalles sobre cómo sucedieron los hechos que desembocaron en el brote en Cantabria para su segunda intervención, una vez que los grupos ya no tenían posibilidad de preguntar o intervenir.

Los ganaderos recibirán 25 euros por cada res con enfermedad hemorrágica y entre 700 y...
Comentarios