martes. 27.02.2024

Félix Álvarez ha presentado su dimisión como presidente de Ciudadanos (Cs) en Cantabria tras el resultado electoral "inapelablemente malo" obtenido este 28 de mayo, que le lleva a retirarse de la primera línea política aunque seguirá afiliado al partido.

Álvarez ha anunciado su dimisión este miércoles en una rueda de prensa que ha dado, visiblemente emocionado, unas horas después de trasladar su decisión al secretario general del partido, Adrián Vázquez.

Ha asegurado que al mal resultado electoral de la formación naranja se suma un "agotamiento personal, la necesitad de parar y de reinventarse" que le llevan a retirarse sin saber qué le deparará el futuro.

"Estoy tan cansado y tan triste, han sido días tan duros que no he pensado en el porvenir. Me importaba Cantabria por encima de mi partido y de mí mismo", ha sentenciado, añadiendo que "no tiene miedo al futuro" gracias a su "variopinto currículum" y que por ahora solo quiere "descansar". Tampoco ha aclarado si retomará su carrera como humorista, aunque después de siete años en la política tiene "para varios monólogos".

"Toca descansar, lamerse las heridas, disfrutar de la familia y toca reinventarse por enésima vez", ha insistido.

Tras apartarse de la Presidencia del partido, asumirá ese "vacío" el secretario de Organización de Cs Cantabria, José Luis Martínez Viaña, y será la Dirección nacional quien marque el rumbo de la formación de cara a nombrar un nuevo presidente.

Según Álvarez, por ahora no habría ningún nombre encima de la mesa ya que hasta que ha hecho pública su dimisión solo la conocían tres personas: su mujer, su jefa de prensa y la líder nacional, Inés Arrimadas. Con ello, quería evitar "que se filtrara" o que alguien "intentara convencerle para que no dejara el partido".

Y es que, como ha señalado, su decisión estaba tomada antes de conocer el adelanto de las elecciones generales al 23 de julio. "Uno tiene que asumir las cosas cuando van bien, pero sobre todo, si es honesto, cuando van mal", ha opinado.

Álvarez se va "sin rencor ni odio", "no feliz, pero sí satisfecho por el trabajo realizado" y lleno de agradecimiento a un partido que "ahora se encuentra fuera de juego", pero que confía en que "habrá un momento en el que pueda resurgir y liderar a todas esas personas que creen que el centro liberal es necesario".

Y es que, a su juicio sigue habiendo espacio ideológico para esta formación, además de que destaca que aún tiene más de medio millar de concejales en toda España y 16 en Cantabria -15 en Astillero, uno en Castro Urdiales y uno en Ruiloba-, y que su candidatura recibió el apoyo de 7.500 cántabros a los que ha agradecido su apoyo, aunque no ha sido suficiente para tener representación en el Parlamento regional, donde en los anteriores comicios logró tres escaños.

APOYA NO CONCURRIR AL 23J

Por todo ello considera "inteligente" la decisión de no concurrir a las generales porque "estamos fuera del tablero de juego" debido a la "polarización", y el "eje" de estas elecciones se basa en "Sánchez sí, Sánchez no".

"Creo que debemos apartarnos y entrar en esta especie de himernación". "Lo mejor es parar, intentar rearmarse. Creo que el partido empezó a sufrir cuando nos vieron inútiles para conseguir los propósitos que nos planteábamos y creo que uno de los hechos que pueden sacarnos de esa irrelevancia es volver a ser útiles", ha sentenciado Álvarez.

Félix Álvarez dimite como líder de Ciudadanos
Comentarios