viernes. 12.04.2024

El Partido Regionalista de Cantabria exige que los nuevos trenes de Cercanías que debían estar listos en octubre de este año pero que no lo estarán porque no caben por los túneles, se entreguen no más allá del 31 de diciembre de 2024, así como la asunción de todo tipo de responsabilidades en el plazo de un mes, "incluidos ceses al más alto nivel", por un hecho que ha calificado de "inadmisible".

Un plazo de entrega de trenes que los regionalistas consideran "realista" porque entienden que "no se parte de cero" en el diseño, ya que suponen que "habrán estado trabajando" desde que se detectó el problema del gálibo. Porque en su opinión "lo más grave" es que los trenes que se tenían que entregar dentro de ocho meses "no están ni diseñados ni construidos: es un escándalo".

Ante estos hechos "gravísimos", el PRC presentará sendas iniciativas en el Parlamento de Cantabria, en el Congreso y en el Senado para pedir explicaciones y en demanda de una solución "lo más rápida posible" para un problema que no se ha generado en Cantabria pero cuyos "perjudicados sí están en Cantabria".

Unas iniciativas que han presentado este lunes en rueda de prensa el diputado nacional del PRC, José María Mazón, el senador autonómico, José Miguel Fernández Viadero, y el portavoz parlamentario, Pedro Hernando.

Este último ha valorado que "lo más grave" no es el fallo en el diseño que hace que los trenes no entren por los túneles, que ha calificado de "anécdota", sino que, 34 meses después de la firma del contrato, se tenían que haber entregado en octubre de este año "y no es que no se hayan construido, es que ni se han diseñado: ese es el escándalo que denunciamos" y que llevará a los regionalistas al Parlamento y las Cortes.

Así, el PRC ha registrado una iniciativa al Pleno de la Cámara regional para su debate el 20 de febrero en la que exige responsabilidades, "incluidos ceses al más alto nivel" en el plazo de un mes, tanto técnicas, como empresariales y políticas, por el incumplimiento de los plazos de entrega y diseño de los trenes de Cercanías para Cantabria.

Asimismo, pedirá que se tomen todas las medidas jurídicas, técnicas y administrativas para conseguir que los retrasos del contrato, es decir, la entrega de las unidades para su puesta en marcha en Cantabria, no se demore más allá del 31 de diciembre de 2024. "Somos realistas: el contrato tenía que estar a finales de 2023. Han ocurrido estas circunstancias por las que habrá que depurar responsabilidades, y hay que construir los trenes. Y se tiene que hacer todo antes de finales del año próximo. Esa es la exigencia de los regionalistas", ha resumido Hernando.

Por su parte, Mazón ha informado que ya ha presentado una pregunta a la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, para que responda de forma oral en el Pleno del Congreso y dé los "plazos reales de las modificaciones".

"Sabemos que ha pedido perdón, que ha plantado el plazo más breve, pero lo ha hecho ante la prensa. Nosotros queremos que responda en el Pleno del Congreso, que se moje y nos diga exactamente las fechas y la planificación... cuál es la situación que están manejando de verdad y cuál es el compromiso que asume públicamente para la entrega", ha señalado.

Además, Mazón presentará una petición de documentación para saber "cuál ha sido el proceso por el que ha ocurrido todo esto". El PRC quiere conocer los escritos entre la constructora (CAF) y la propiedad; cuándo se detectó el error; qué han hecho desde entonces; y por qué se ha "tardado tanto" en darse a conocer y en establecer el diseño, todo ello con el objetivo de conocer las responsabilidades.

"Para el PRC, que lleva desde hace tiempo reivindicando inversiones en ferrocarril, esto es un jarro de agua fría, porque cuando estábamos pensando que en un año íbamos a tener una flota nueva, nos encontramos con que se ha ido al garete y hay que empezar de nuevo", ha lamentado.

Mientras, el senador regionalista ha registrado la petición de comparecencia en la Comisión de Transportes de la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, y del presidente de Renfe, Isaías Tábuas, para que expliquen el proceso y las responsabilidades por esta "chapuza". Igualmente, ha registrado una batería de preguntas por escrito al Gobierno pidiendo responsabilidades y toda la información relativa a la causas "que han llevado a este desastre".

Fernández Viadero ha incidido en que los trenes no están construidos así como en la "preocupación" del PRC por el transporte ferroviario en esta legislatura. "Queremos una solución lo más rápida posible y toda la información", ha dicho.

Al hilo, Hernando ha apuntado que desconocen quién detectó el problema del gálibo, del que informó en Asturias la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera, lo que causó una "sorpresa mayúscula" a los regionalistas pues hasta entonces se les había dicho de que las inversiones en Cercanías "avanzaban".

"Un tren no se construye de la noche a la mañana pero no imaginábamos que no iba a estar en el plazo previsto porque no estaba ni diseñado. Alguien tendrá que asumir responsabilidades técnicas, empresariales y políticas" porque "no pueden pasar estas cosas sin que nadie las asuma y el culpable no está en Cantabria pero los perjudicados sí", ha denunciado Hernando.

Y ha insistido en que los regionalistas dan "más de año y medio" de plazo para que se entreguen los nuevos trenes "y antes tendrán que rodar cabezas por esta situación totalmente inasumible".

Al respecto, Mazón ha puntualizado que se trata de un plazo "realista porque suponemos que no parten de cero y el diseño de los nuevos trenes tiene que estar muy avanzado", ya que desde que se conoció el problema "no puede haber estado cruzados de brazos", aunque sí "echándose la pelota".

NO AFECTA AL PACTO

Sobre las responsabilidades, "puede haber de todo tipo", según Mazón, quien, no obstante, cree que no se trata "de un tema de voluntad política" porque "no se ha hecho adrede" y por lo tanto no afecta al pacto con el PSOE en el Gobierno de Cantabria.

"En mi opinión, no es un caso para romper, ni mucho menos, pero tendrá que opinar la Ejecutiva" del PRC, ha dicho Mazón, en espera que en el Congreso, los diputados del PSOE "estarán callados" cuando presente la iniciativa y los del PP "harán lo que diga Madrid".

Al respecto, Hernando ha señalado que los distintos partidos tendrán la oportunidad de mostrar su postura "y retratarse" en el Parlamento de Cantabria y exigir una solución para las Cercanías "que son el AVE de los trabajadores" y que por tanto requieren "una solución inmediata".

"Nosotros esperamos que se asuma esta iniciativa, que se asuman responsabilidades y que se empuje por parte del Gobierno, Adif, Renfe y la empresa para que se cumplan los plazos. Si esa exigencia no se cumple, la situación podría cambiar", ha advertido en clave política.

"Reconocemos la importancia de las inversiones que está realizando el Gobierno en la mejora de la red de Cercanías pero con unas máquinas de mediados del siglo XX no van a ninguna parte. Hay que avanzar una solución inmediata", ha señalado.

Hernando cree que la petición se va a cumplir. "Entendemos que por parte del Gobierno, Renfe y Adif, lo ha dicho la ministra aquí y espero que lo diga en el Pleno la semana que viene. Espero que para ese día ya haya asunción de responsabilidades y espero que en la documentación que nos den se incluya el cronograma de actuaciones que lleven los trenes nuevos a Cantabria en 2024", ha concluido.

Exigen que los trenes que no caben en los túneles estén a finales de 2024 y que haya...
Comentarios