sábado 16/10/21
POLÍTICA

El entorno de Alonso tacha de “inquisitorial” al Comité Electoral y amenaza con llevar a la justicia la inhabilitación

rosanaalonso
La diputada de Podemos, Rosana Alonso

La secretaria general de Podemos Cantabria, Rosana Alonso, ha recurrido ante la Comisión de Garantías Democráticas del partido la resolución del Comité Electoral regional que ha propuesto inhabilitarla para participar en las primarias convocadas para elegir al candidato del partido a la Presidencia de Cantabria en las próximas elecciones de mayo.

Los secretarios de Organización y Feminismos, David González y Belén Milán, respectivamente, ambos miembros de la lista de la también diputada nacional, también han presentado los pertinentes recursos tras ser apartados de los comicios internos.

El entorno de Alonso ha difundido un comunicado este domingo en el que han advertido de que adoptarán las acciones que consideren oportunas y agotarán "todos los cauces" orgánicos y legales ante un proceso que consideran "injusto, sumario y casi inquisitorial", para que los inscritos en el partido puedan expresarse "libremente y con garantías democráticas" en las primarias.

Ayer, sábado, se conoció que el Comité Electoral regional de Podemos ha propuesto inhabilitar a su secretaria general en Cantabria y única diputada nacional por esta Comunidad, para participar en el proceso de primarias abierto al considerar que no estarían en condiciones de concurrir ni ostentar tampoco cargos de representación dentro de la formación.

La resolución se basa en las conclusiones de la investigación realizada por el Comité de Seguridad y Salud en el Trabajo tras la denuncia por acoso laboral contra el diputado José Ramón Blanco, interpuesta por tres mujeres -dos dirigentes del partido: la portavoz parlamentaria Verónica Ordóñez; la líder en Santander, Lydia Alegría; y la responsable de prensa-, por las que el diputado regional se ha apartado de las primarias y ha anunciado que dejará su escaño en la Cámara, un hecho que todavía no ha materializado alegando que está de baja médica.

El informe de Seguridad y Salud concluía que Alonso y los otros dos miembros de la cúpula regional no habrían cumplido el código ético de la formación a raíz de dicha y apuntaba también a que incluso habrían interferido en la investigación iniciada para esclarecer los hechos.

Los integrantes de la lista de Rosana Alonso -que representan a más del 60% de los preinscritos en las primarias- han mostrado su "asombro e indignación" por el "intento" de inhabilitación de su líder y los dos secretarios citados, y denuncian que la decisión del Comité Electoral se basa en una investigación que solo se conoce por la prensa.

"No entendemos cómo es posible que se proceda de semejante manera hacia unas personas que no han sido denunciadas por nadie, que no han sido citadas a declarar (ni ante el Comité de Salud y Seguridad Laboral ni ante ningún órgano) y que no han cometido ninguna acto reprochable o discutible", aseguran desde la candidatura de la secretaria general.

En su escrito, el entorno de la diputada nacional agrega que este "intento de eliminar o descabezar al 60% de las candidatas" supondría "anular de facto" las propias primarias, al dejar solo a una candidata para cabeza de lista en pie, la de la portavoz parlamentaria Verónica Ordóñez.

"Este hecho no solo supone pisotear de nuevo los derechos democráticos de todo Podemos sino que es un ataque frontal a la soberanía de los inscritos, que escogieron hace solo seis meses a Alonso como secretaria general frente a la propia Ordóñez, que no obtuvo la confianza de los inscritos", remarcan al respecto los afines a la líder autonómica.

Para finalizar, confían en que se anule la "insólita" situación que supone apartar a Rosana Alonso de las primarias y "se depuren responsabilidades antes este proceder inadmisible".

Comentarios