lunes 25/10/21
POLÍTICA

Diego y Sáenz de Buruaga inician su campaña para liderar el PP de Cantabria escudándose en sus apoyos

El presidente de los ‘populares’ se da un baño de masas en el que se ha “autoproclamado ganador” mientras los partidarios de Sáenz de Buruaga defienden su proyecto y critican "falta de respeto" del líder de la formación autonómica.

Un total de 3.365 afiliados del PP de Cantabria podrán participar en las Primarias del 8 de marzo.

El líder del PP, Ignacio Diego, junto a María José Sáenz de Buruaga y, al fondo, Francisco Rodríguez Argüeso y José Manuel Igual en una comida de Navidad
El líder del PP, Ignacio Diego, junto a María José Sáenz de Buruaga y, al fondo, Francisco Rodríguez Argüeso y José Manuel Igual en una comida de Navidad

La carrera por liderar el PP de Cantabria ha empezado. Pero a diferencia de muchas otras comunidades autónomas, los dos candidatos, la secretaria general María José Sáenz de Buruaga y el presidente de la formación, Ignacio Diego, han iniciado una guerra que parece estar dividiendo no solo a los integrantes de la directiva, sino a los militantes. De hecho, ambos han utilizado los apoyos recibidos como herramienta para atacar la candidatura del otro.

Después de que este jueves Diego se diera un baño de masas en el que se autoproclamó ganador de la carrera sin que prácticamente haya empezado, y de que haya afirmado en varias ocasiones que cuenta con el apoyo de Mariano Rajoy, este viernes han sido los apoyos de Sáenz de Buruaga (y la propia candidata) los que han respondido.

De este modo, la secretaria general del PP de Cantabria ha aclarado que su proyecto pretende "tender puentes para dialogar" con otros partidos, no "pactos de Gobierno con cualquiera y a cualquier precio", algo de lo que se le acusó desde el entorno de Diego, a quien además ha culpado de no posibilitar una "transición ordenada" de una "etapa agotada" a "otra nueva".

Sáenz de Buruaga ha aclarado que su proyecto pretende "tender puentes para dialogar" con otros partidos, no "pactos de Gobierno con cualquiera y a cualquier precio"

En una carta dirigida a los afiliados con derecho a voto y remitida también a los medios de comunicación, con la que ha abierto la campaña electoral hacia la Presidencia del partido, asegura "envidiar el modo" en que anteriores presidentes del PP cántabro, como Gonzalo Piñeiro y José Joaquín Martínez Sieso, "hicieron la transición cuando dejaron la Presidencia".

"Lamentablemente, no veo nada de eso en estos días. Por eso están siendo tan difíciles para todos", ha lamentado la actual 'número 2' de la formación, que, según ha señalado, "no se considera responsable de ello".

Y es que, según dice, "desde el primer día hasta hoy he mantenido mi ofrecimiento de integrar en el Comité Ejecutivo a los vicesecretarios de Ignacio Diego y a él mismo asignarle aquella tarea o tareas en las que, según su propio criterio, mejor pudiera servir al PP en la nueva etapa".

"No fui yo quien buscó candidatos para enfrentar a otro candidato. Ni quien veto ni excluyó a nadie. Ni quien permitió a sus colaboradores más cercanos agredir a los discrepantes. No fui yo quien rompió las conversaciones dando un portazo en la sede nacional de Génova 13. No me considero responsable de nada de eso y, aun así, estoy dispuesta a hacer todos los esfuerzos necesarios para conseguir la integración en un proyecto común, único y compartido", ha señalado.

Diego le dio su apoyo

Sáenz de Buruaga relata en la carta que "pensó que todo resultaría más fácil" cuando el pasado enero tomó la decisión de "dar el paso" y -asegura- "cuando recibió el respaldo de la Dirección Nacional del partido y el apoyo en primera instancia" del propio Diego "tras comunicárselo personalmente".

A pesar de esta forma de actuar que Sáenz de Buruaga atribuye al todavía presidente del PP cántabro, la candidata insiste en la carta en que, a su juicio, "lo más importante" no es seguir hablando de ellos mismos -de ella y de Diego-, sino de "pensar en cómo debe ser el partido" que va a concurrir a la cita electoral de 2019.

En este sentido, ha advertido a los afiliados con derecho a voto que "el futuro del PP y el futuro de Cantabria dependen de lo que decidan en los próximos días".

Igual ha enfatizado que tanto la candidatura de Sáenz de Buruaga como la de Diego son "totalmente legítimas y seguro que las dos tienen buen proyecto" pero "hay que decantarse y ser valiente"

Por ello, Sáenz de Buruaga ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad" y ha deseado un "PP que cierre una etapa agotada y abra otra nueva".

Según ha dicho, "cree" en un PP que "deje de mirarse a sí mismo y se abra a la sociedad; que rompa los muros del aislamiento y pueda dialogar con otras formaciones políticas y colectivos sociales; que deje de apelar a las bases solo en los procesos electorales y cuente con ellas en la gestión de cada día; que abandone su obsesión de ajustar cuentas con el pasado y encare el futuro con optimismo; y que pase de ganar elecciones para quedarse en la oposición, a ganarlas para gobernar".

"No hablo de pactos de gobierno con cualquiera y a cualquier precio: hablo simplemente de tender puentes para dialogar. Si estos puentes hubieran existido en el pasado, en modo alguno habríamos perdido todo el poder municipal tras las elecciones de 2015", ha añadido.

Sáenz de Buruaga concluye la misiva pidiendo a los afiliados el voto para este proyecto en las Primarias del 8 de marzo y recuerda que "es el futuro, y no el pasado, lo que está en juego".

Estar con uno no es estar en contra del otro

También ha salido en defensa de Sáenz de Buruaga la alcaldesa de Santander, Gema Igual, quien ha reiterado que apoya su candidatura porque es de la que tiene "conocimiento" y le parece "buena" pero, ha dicho, "no creo que estar con uno sea estar en contra el otro".

Igual ha enfatizado que tanto la candidatura de Sáenz de Buruaga como la de Ignacio Diego son "totalmente legítimas y seguro que las dos tienen buen proyecto" pero, al haber dos, "hay que decantarse y ser valiente".

Sobre su apoyo a Sáenz de Buruaga, ha reiterado que la precandidata se acercó al grupo municipal del PP del Ayuntamiento de Santander y a ella en concreto para manifestarle su intención de presentarse "con un proyecto para aunar la familia del PP y con un proyecto para hacer cosas nuevas".

"Además me dejó la oportunidad de poder sugerir, colaborar y aportar a las ideas que ella tiene en su proyecto y por eso avalo la candidatura, porque me parece buena", ha añadido Igual, que ha indicado que, por el contrario, no conoce el proyecto de Ignacio Diego y "por eso no voy a decir que no sea válida".

Íñigo Fernández ha considerado una "enorme falta de respeto a los votantes" el hecho de que Diego se haya "autoproclamado ganador"

Y es que, para la regidora 'popular' y sucesora en el cargo de Íñigo de la Serna, actual ministro de Fomento, que también ha brindado su apoyo a Sáenz de Buruaga, "no creo que estar con uno sea estar en contra del otro".

"Ignacio Diego tiene todo mi respeto y mi reconocimiento. Es una persona que ha ganado elecciones para el PP con mayoría absoluta, que es muy difícil, que ha liderado el Gobierno de Cantabria encontrándose muchas facturas debajo del cajón y que se ha ocupado y preocupado de sanear las cuentas, lo que no le ha dado tiempo a lucirse porque era más urgente sanear las arcas del Gobierno regional", ha apuntado.

Falta de respeto

Más crítico ha sido el diputado Íñigo Fernández, quien ha considerado una "enorme falta de respeto a los votantes" el hecho de que Diego se haya "autoproclamado ganador" cuando los afiliados aún no han emitido su voto.

En declaraciones a los medios tras una rueda de prensa en el Parlamento, Fernández ha dicho que los datos que maneja la candidatura de Buruaga "son muy diferentes y hablan de la victoria de ella".

En todo caso, ha recalcado que en estos momentos el único dato oficial es que la candidatura de Buruaga ha recibido el aval de 1.251 afiliados, mientras que Ignacio Diego "esconde el número, a lo mejor porque son la mitad", ha apostillado.

"El estudio de la situación hace pensar en una victoria de Sáenz de Buruaga", ha dicho Fernández tras advertir que "encerrarse en una nube, cantar victoria antes de tiempo y vender la piel del oso antes de cazarla", como a su entender ha hecho Diego, es peligroso.

Al respecto, ha señalado que en la campaña electoral de las autonómicas de 2015, en las que Diego optaba a la reelección como presidente de Cantabria, "permanentemente se decía que el PP iba a sacar mayoría absoluta, pero en la calle no se veía en ningún sitio", ha dicho.

3.365 afiliados

Un total de 3.365 afiliados del PP de Cantabria podrán participar en las Primarias del 8 de marzo para la elección del nuevo presidente del partido. Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del partido después de que la Comisión Organizadora haya comprobado todas las preinscripciones presentadas por los afiliados que querían votar y hayan confirmado que cumplen los requisitos para participar en el proceso.

Para poder participar en esta cita, previa al Congreso del partido del 25 de marzo, que será donde definitivamente se elija al nuevo presidente, por cerca del millar de compromisarios designados.

Y es que el día 8, los afiliados, además de votar por alguno de los dos precandidatos, Diego o Sáenz de Buruaga, tendrán otra urna para elegir a los compromisarios que votarán en el Congreso del día 25.

A los 780 compromisarios elegidos ese día en las urnas, hay que sumar otros 195 compromisarios natos por pertenecer a la Junta Directiva Regional o a la Comisión organizadora.

Está previsto que un día después de las Primarias, el 9 de marzo, la Comisión Organizadora del Congreso regional del PP cántabro proclamará el 9 de marzo a los candidatos a presidente del partido a nivel regional.

De hecho, podría darse el caso de proclamarse un único candidato si o Diego o Sáenz de Buruaga logra más del 50% del total de votos válidos de los afiliados que voten el 8 de marzo, en más de la mitad de las circunscripciones provinciales del partido y, además, con una diferencia de 15 puntos sobre el resto.

El presidente del PP cántabro, a la vista de estos datos, cree que la militancia "se ha decantado" por un "cambio tranquilo" y "desde la unidad" y ha "dado la espalda a los vetos y a las exclusiones".

"Estoy orgulloso de que la militancia del Partido Popular se haya decantado por un cambio tranquilo y apueste siempre por esas señas de identidad que forman parte de nuestro ADN: unidad, compromiso colectivo, responsabilidad, sentido común, lealtad, verdad", ha expresado el candidato a la reelección en un acto con la militancia celebrado en Laredo.