miércoles 27/10/21
POLÍTICA

Ignacio Diego hace suyos los proyectos del bipartito PRC-PSOE tras 100 días de silencio

El presidente del PP regional, desaparecido desde el comienzo de la legislatura, afirma que el diálogo social y la Fundación Comillas se mantuvieron durante su mandato.

El presidente del PP en Cantabria, Ignacio Diego
El presidente del PP en Cantabria, Ignacio Diego

El presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, había desaparecido de la escena pública desde que a comienzos de la legislatura la región viviera la polémica en torno a la inversión recogida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Desde entonces el Gobierno PRC-PSOE ha presentado diversas iniciativas, las últimas la ley para “blindar” el diálogo social y la recuperación de la Fundación Comillas. Y precisamente ambos han sido reivindicados por Diego como proyectos de su legislatura. Una visión que no comparten los sindicatos y el actual Gobierno regional.

El líder de los ‘populares’ en la región ha insistido que durante sus cuatro años de gobierno "mantuvo abierto" el diálogo social con patronal y sindicatos, y ha considerado que el modelo que ahora plantean estos agentes y el actual Ejecutivo regional (PRC-PSOE) para fomentar el crecimiento económico y el empleo es el "mismo" que el del proyecto 'InverCantabria' propuesto en la pasada legislatura por los 'populares'. Como era de esperar, dicho proyecto “sí era innovador”, y ha opinado que “sigue siendo adecuado” porque responde a las circunstancias económicas existentes.

Sin embargo, este planteamiento no es el mismo que tienen sindicatos y patronal. Sin tener en cuenta la escenificación realizada este martes por Gobierno y actores sociales, las denuncias públicas de UGT, CC.OO. y CEOE-Cepyme durante el mandato de Diego son conocidas. De hecho, se produjeron incluso unos meses antes de las elecciones municipales, cuando el presidente de la patronal, Lorenzo Vidal de la Peña, hizo un llamamiento a retomar el diálogo social.

Un llamamiento al que se suman las voces de los sindicatos mayoritarios durante varios años. Como ha recordado Carlos Sánchez, secretario general de CC.OO. en varias ocasiones, “reclamar el diálogo social con el presidente del Gobierno de Cantabria (Diego) encerrado en Peña Herbosa es pregonar en el desierto", asegurando en este sentido que “esa puerta está cerrada a cal y canto”.

Por su parte, la secretaria general de UGT, María Jesús Cedrún, aseguró antes de las elecciones que el PP “renunció hace mucho a ese diálogo”, y ha opinado que uno de los motivos de la desaparición del diálogo social fue la mayoría absoluta que obtuvo Ignacio Diego.

Venganza de los sindicatos

Sin embargo, Diego considera que las palabras de los sindicatos se deben a una venganza social y política. A su juicio, CC.OO. y UGT "no le concedieron muchos gestos y muchas fotos" a su Gobierno para dar muestra de la existencia de ese diálogo, algo que ha achacado a los "recortes" que tuvo que afrontar el Ejecutivo regional y a haber acabado con las subvenciones nominativas a los sindicatos para formación y sustituirlas por convocatorias públicas en concurrencia competitiva.

En este sentido, Diego ha insistido en que en la pasada legislatura hubo diálogo social tanto con la patronal como con los sindicatos pero, con éstos últimos "sin fotos", y ha señalado que hay "pruebas documentales" de ese diálogo y de que el Ejecutivo remitía a sindicatos y patronal sus propuestas.

Fundación Comillas

Junto al diálogo social, Ignacio Diego también ha reivindicado la gestión que su Gobierno hizo de la Fundación Comillas, en la que ha asegurado que había "mucho ruido y pocas nueces", afirmando además que fueron los "esfuerzos" de su Ejecutivo los que hicieron que el proyecto "dejara ser humo". Por ello, Diego ha considerado "inaceptable" las críticas del "actual viejo Gobierno" de regionalistas y socialistas hacia la gestión del PP del 'proyecto Comillas'.

En este sentido, el expresidente regional se ha preguntado si el plan estratégico del actual jefe del Ejecutivo regional, Miguel Ángel Revilla, incluye la "reedición" también del proyecto del centro educativo "de lujo" de Colegios del Mundo Unido en Comillas, el cual finalmente no se materializó.

Diego ha resaltado que en el acta de una reunión del Patronato del 29 de febrero de 2012 se acordaba la "finalización" de este proyecto en España "como consecuencia de la prolongada situación de crisis económica mundial, europea y nacional" que afectaba "de forma sensible" a los donantes principales de la iniciativa.

Según el líder del PP en Cantabria, la Fundación renunció al proyecto, aunque en el acta se señala la intención de mantener la "voluntad de retomarlo cuando las condiciones lo permitan". El motivo, a tenor de sus palabras, radica en que no podía asumir el coste del mantenimiento del centro, pese a que la construcción era "regalada" por parte del Gobierno regional, con un desembolso para los cántabros de 64 millones de euros si se incluyen los costes de financiación.

De hecho, ha señalado que este proyecto, a pesar de no haberse llevado a cabo, ha costado ya dinero a los cántabros ya que, según ha expuesto, el Ejecutivo regional tuvo que pagar en concepto de indemnización más de 1,5 millones a Ascan, la constructora a la que el bipartito PRC-PSOE había adjudicado la ejecución de la sede de Colegios del Mundo Unido en Comillas.

Contrato firmado

El presidente de Cantabria ha afirmado que sin esa decisión de Colegios del Mundo Unido de renunciar al proyecto su Gobierno "no hubiera podido eludir" el compromiso con dicha fundación adquirido por el anterior Gobierno PRC-PSOE. "Por más que no hubiera estado de acuerdo, había un contrato firmado", ha dicho el exjefe del Ejecutivo regional, quien ha explicado que no había dado a conocer este acta "por un principio de respeto" a la Fundación Colegios del Mundo Unido.

Y ha justificado el haberla dado a conocer ahora en un "ejercicio de transparencia", al ver que el actual Gobierno regional tenía intención de "volver otra vez ahora a estas mismas andadas".

Diego ha insistido en mostrar "todo su respeto" a Colegios del Mundo y a destacar lo "loable" de su proyecto, el cual él hubiera respaldado si la región hubiese sido "jauja".

En este sentido, ha señalado que su Gobierno gastó el dinero que iba a costar a los cántabros construir la sede de Colegios del Mundo Unido en poner en construcción centros educativos públicos, como, por ejemplo, el de Castro Urdiales, entre otros.

Dos Gobiernos

Tras el anuncio del actual bipartito PRC-PSOE de querer "relanzar" el 'proyecto Comillas', Diego ha denunciado lo "inconcreto" de este y otros anuncios del Ejecutivo, pues, según ha criticado, no aportan ni "previsión económica ni contenido real".

Además, ha aludido a lo, a su juicio, diferente de los anuncios que hacen los dos socios de Gobierno, por un lado el PRC y por otro el PSOE. "Cantabria vuelve a tener como poco dos gobiernos", ha aseverado Diego, que, incluso, ha planteado que pueden ser tres, dada la "influencia" que Podemos podría tener en las decisiones del bipartito.

El dirigente popular ha criticado a socialistas y regionalistas por, en su opinión, estar más centrados en "competir" por los "titulares" en los medios de comunicación que en los cántabros. 

Ignacio Diego hace suyos los proyectos del bipartito PRC-PSOE tras 100 días de silencio
Comentarios