martes. 23.04.2024

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social y líder de Sumar, Yolanda Díaz, ha propuesto hoy dar 1.000 euros como compensación inmediata a las familias afectadas por el alza del Euríbor como parte de la medida adelantada del bono de emergencia para hipotecas que anunció el pasado 18 de junio.

Ha explicado que este bono de emergencia consiste en dar una "compensación inmediata" de 1.000 euros y ha recordado que se ha establecido un límite de diez años de antigüedad y un máximo de capital prestado de 250.000 euros. El fondo tendría un coste fiscal máximo de 1.000 millones de euros.

En su intervención durante el XL Seminario de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), que se está organizando esta semana en Santander en colaboración con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha explicado que este bono se pagaría con el impuesto a la banca que se ha comenzado a aplicar este año a las grandes entidades.

La vicepresidenta segunda ha vuelto a advertir, en este sentido, de que con una subida de la cuota hipotecaria de 300 euros y un salario de 1.500 euros mensuales "es imposible vivir". "Es urgente hacer esta propuesta por el malestar social existe y es real" y supone "riesgos" para las propias entidades financieras.

Además, ha afirmado que el Código de Buenas Prácticas hipotecario, firmado entre el Gobierno y las patronales bancarias en noviembre de 2022, "no está funcionando", ya que solo habría registrado 10.000 solicitudes, frente al impacto positivo sobre un millón de hogares que cifraba el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Se ha mostrado partidaria de actuar "bajo el diálogo", pero ha señalado la "urgencia" de actuar sobre las cuotas hipotecarias. En este sentido, se ha referido a la petición de la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, de pedir que se remuneren los depósitos. "Está muy bien, pero se queda muy corto", ha indicado.

En estos términos también se ha referido a la propuesta que realizó ayer el presidente del Gobierno y candidato del PSOE a las elecciones del 23 de julio, Pedro Sánchez, de subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta un 60% del salario medio. "Yo he subido el SMI hasta alcanzar el 60% del salario medio, tal y como recomienda la Carta Social Europea", ha defendido Yolanda Díaz, por lo que considera que esta propuesta de Sánchez "se queda corta".

En cambio, se ha comprometido a reducir la brecha de 25 puntos básicos con respecto a la media europea salarial, de tal manera que seguiría subiendo el SMI. "No nos vamos a quedar en los 1.080 euros. No voy a emprender una negociación en tiempo de descuento de las elecciones, pero si volvemos a gobernar, se va a volver a subir el SMI" para aprovechar su "efecto tractor".

Asimismo, ha afirmado que, en caso de ganar las elecciones, tiene intención de mantener la participación del Frob en CaixaBank, que actualmente es de cerca del 17%.

Díaz propone dar 1.000 euros a los hipotecados afectados por el alza del Euríbor
Comentarios