martes. 06.12.2022
POLÍTICA

Denuncian que el Gobierno está cerrando centros de mayores para no sustituir las bajas de sus trabajadores

"No vamos a permitir que el Gobierno cierre los centros sociales de mayores".

Usuarios en una residencia de mayores
Usuarios en una residencia de mayores

El Partido Popular de Cantabria ha denunciado que el Gobierno de Cantabria PRC-PSOE está cerrando los centros sociales de personas mayores ante la baja de sus trabajadores en lugar de sustituirlos para mantenerlos abiertos, como ocurre este fin de semana en el Centro de Mayores de Reinosa, donde mediante un cartel, "sin explicación alguna", el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) anuncia que permanecerá cerrado el sábado 12 y el domingo 13 de noviembre.

"No vamos a permitir que el Gobierno cierre los centros sociales de mayores", ha dicho este sábado la diputada regional, Isabel Urrutia, para quien esta "drástica decisión", adoptada de forma "unilateral" por el Gobierno de Cantabria, supone un perjuicio a los usuarios y un recorte a los derechos de los vecinos.

Urrutia ha criticado que, ante el conocimiento de una baja laboral como la que se ha producido en el centro de mayores de Reinosa y que el ICASS sabía "con antelación suficiente para adoptar una solución", el Gobierno de Cantabria haya optado por cerrar el centro en lugar de sustituir al trabajador.

"La alternativa que se ofrece a los usuarios del único centro de titularidad del Gobierno de Cantabria de la comarca de Campoo es que permanezcan en sus casas, sin acompañamiento y sin poder disfrutar de las actividades que estos centros programan", ha lamentado.

La diputada ha recordado que en Cantabria hay siete centros sociales de mayores titularidad del ICASS (en Astillero, Camargo, Suances, Torrelavega, Reinosa y dos en Santander) en los que personas mayores de 65 años o pensionistas con 60 pueden realizar actividades enfocadas a la promoción de la salud, el envejecimiento activo y la promoción de la autonomía personal, la cultura y la formación, el disfrute del ocio y la participación comunitaria, además de tener algunos servicios de cafetería, comedor, peluquería, biblioteca, etcétera. Estos centros abren todos los días de la semana y los fines de semana son atendidos por un subalterno en horario de mañana y tarde con una cartelera especial.

Para Urrutia, actuaciones como éstas, son "un ejemplo del permanente recorte de los derechos de las personas de la coalición de Gobierno de regionalistas y socialistas". "¿Esta es la lucha contra la soledad que nos vende el Gobierno para los mayores? ¿Esta es la forma de luchar contra el despoblamiento? ¿Cerrar servicios públicos esenciales en las zonas más despobladas de Cantabria?", ha preguntado la diputada.

Para la popular es "indefendible" que el Gobierno de Cantabria, que tiene 258 millones de euros más este año "por la recaudación", que no tiene límites en las tasas de reposición ni en el gasto de personal, "ofrezca como única alternativa cerrar los centros públicos".

Comentarios