domingo. 04.06.2023

La Asociación para la Conservación del Lobo Ibérico (Ascel) ha presentado una querella por un supuesto delito de prevaricación contra el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Guillermo Blanco, y contra el director general de Biodiversidad, Antonio Lucio, por las resoluciones que han firmado autorizando la caza de lobos.

Esta asociación ya había denunciado a Blanco y a Lucio por el mismo motivo ante la Fiscalía de Medio Ambiente, pero ésta archivó la causa en abril. Además, la denuncia anterior también involucraba al subdirector general de Medio Natural, Ángel Serdio.

ASCEL ha señalado en un comunicado que considera "poco decoroso e incomprensible" el archivo de su denuncia por parte de la Fiscalía, por lo que el viernes pasado presentó una nueva querella ante un Juzgado de Santander.

Y es que la asociación defensora del lobo se queja de que la Fiscalía archivó la denuncia "sin llamarla a declarar", como tampoco lo hizo con Guillermo Blanco y Antonio Lucio, ya que solo llegó a citar a Ángel Serdio, que prestó declaración a finales del mes de marzo.

Además, lamenta que se enteró del archivo por la prensa. "Para más inri, tardó dos semanas en comunicarnos su decisión, y por insistencia y petición expresa nuestra", añade ASCEL.

También critica que la Fiscalía de Medio Ambiente agrupó su denuncia y la presentada por WWF por hacer ambas referencia a los controles de lobo, cuando "los motivos penales eran muy distintos".

Además, añade que, según la Constitución, "tenemos derecho a disfrutar de un medio ambienta saludable", y "no hay medio ambiente saludable sin lobos en nuestro entorno, porque ellos, junto con osos pardos, linces, grandes rapaces, etcétera, son los garantes de funciones ecológicas que solo ellos pueden realizar como elementos apicales de nuestros ecosistemas".

Comentarios