viernes. 09.12.2022
POLÍTICA

El convenio sanitario con País Vasco debe ser ratificado en el Senado tras el visto bueno del Parlamento

Pleno del Parlamento de Cantabria
Pleno del Parlamento de Cantabria | Foto de archivo

El Pleno del Parlamento ha dado el visto bueno en la sesión de este lunes, la primera del curso político, al convenio suscrito el pasado 29 de julio entre Cantabria y País Vasco para la mejora de la asistencia sanitaria de residentes en zonas limítrofes de ambas comunidades, que ahora deberá ser ratificado en el Senado, un paso que se espera que se lleve a cabo este mismo mes.

El convenio, que ha expuesto el consejero de Sanidad, el socialista Raúl Pesquera, ha sido avalado con el voto a favor de los dos partidos del Gobierno, esto es PRC y PSOE, y también del PP y de Cs, no así de Vox, que se ha abstenido. Por su parte, la parlamentaria no adscrita Marta García, ex de la formación 'naranja', no ha acudido ni votado.

Pese a que la mayoría de la oposición ha votado a favor, han puesto algunos 'peros'. Así, el diputado del PP César Pascual cree que el convenio suscrito "refleja carencias asistenciales" y también ha señalado que en la documentación aportada por el Gobierno no se han aportado cuestiones que, en su opinión, son "absolutamente fundamentales". Pascual ha indicado que no se aporta ni el balance económico ni asistencial del anterior convenio, ni hay una previsión asistencial ni de impacto económico del actual. También se dejan "en el aire" qué financiación se pretende recabar del Fondo de Garantía Asistencial (FOGA) y del Fondo de Cohesión. Así, ha censurado que el Gobierno, además de practicar una "política de hechos consumados" al presentar un convenio ya firmado hace unos meses, pide a la Cámara que le apoye "a ciegas". Pese a todo, los 'populares' han dado su apoyo ya que si no se lleva a cabo los cántabros de la zona limítrofe con el País Vasco podrían ver "mermada" su asistencia sanitaria.

Cs también ha votado a favor al considerar que el convenio es "positivo" y cree que servirá para "aliviar" las "tensiones" del sistema sanitario en la zona oriental de Cantabria. Sin embargo, la formación 'naranja' ve "difícil" de explicar que desde que expiró en 2010 el anterior no se haya suscrito uno nuevo hasta ahora cuando era "un clamor". Por su parte, Vox, que se ha mostrado de acuerdo con este tipo de convenios y con varias partes del suscrito, se ha abstenido porque entiende que "no es ni equitativo ni equilibrado" y "favorece los intereses" del País Vasco y sus pacientes frente a los de Cantabria. Además, "no entiende" por qué algunos de los costes asistenciales tengan que ser "asumidos" por la sanidad cántabra y no por el Fondo de Cohesión, según ha dicho el diputado Armando Blanco.

Los dos partidos del Gobierno han subrayado la importancia del convenio, que, según ha dicho, la diputada regionalista Ana Obregón "normalizará" y "regulará" la asistencia sanitaria de los cántabros que viven en las zonas limítrofes. Obregón ha subrayado la "capacidad" del Gobierno de Cantabria por cerrar acuerdos y firmar convenio "en aras de mejorar la vida de los cántabros".

En una línea similar, la portavoz socialista, Noelia Cobo, ha considerado una "buena noticia" este convenio, que supone un "paso más" en la línea de cooperación y colaboración entre comunidades. Con este punto, ha arrancado los plenos del Parlamento regional del último periodo de sesiones de la legislatura.

El presidente del Parlamento, Joaquín Gómez, ha dado la bienvenida a los diputados de todos los grupos y a los miembros del Gobierno y ha deseado que este sea "productivo" para los cántabros y que, dentro de la "lógica crítica política", "discurra dentro de la normalidad parlamentaria".

Comentarios