miércoles. 29.05.2024

En una sociedad marcada por la persistente desigualdad y la pobreza, el empleo de fondos públicos para sufragar gastos de entretenimiento puede ser cuestionado en contraste con necesidades más acuciantes. Algunas voces críticas argumentan que el dinero público debe reservarse exclusivamente para asuntos gubernamentales, y que el hecho de que dos consejeras cubrieran como gasto de dietas la adquisición de entradas para eventos solidarios podría percibirse como “un privilegio injusto”.

Un ejemplo reciente fue el caso de la consejera de Presidencia, Justicia, Seguridad y Simplificación Administrativa, Isabel Urrutia, quien no desembolsó de su propio bolsillo los 60 euros que costaba asistir a la cena anual de la Asociación Nuevo Futuro, evento que se celebró en la exclusiva Real Sociedad de Tenis de Santander y con el fin de recaudar fondos para el sostenimiento de los hogares de acogida.

Por su parte, Begoña Gómez del Río, consejera de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, también cargó a las arcas públicas los 54 euros de unas entradas para asistir a un desfile de moda, presentación de colecciones otoño-invierno de las firmas de moda 'Victoria Herreros' y 'Cyrana', celebrado en el mes de octubre en el Hotel Real de Santander con el objetivo de captar recursos para programas de detección precoz del cáncer de mama.

El hecho de apoyar causas solidarias parece loable, sin embargo, la cuestión se complica cuando se utiliza dinero destinado al bienestar general para sufragar entradas que podrían ser consideradas como un gasto personal.  Así, hay críticos como la militante y miembro del comité regional del PSOE de Cantabria que indica en X “que no es anecdótico que dos consejeras del Gobierno de Cantabria pasen las facturas de la compra de entradas para eventos solidarios y no lo abonen de su bolsillo. Es muy ruin y mezquino”.

Y es que, el hecho de que dos de las consejeras del actual gobierno del Partido Popular hayan incluido como dietas el gasto de sus entradas a actos solidarios atañe a una cuestión ética que no se entiende que se pase por alto, de ahí las reacciones suscitadas en las redes sociales. No es una cuestión de legalidad sino moral, por lo que la militante y miembro del comité regional del PSOE no ha dudado en calificarlo de “ruin y mezquina”.

En el Portal de Transparencia del Gobierno de Cantabria, se encuentra disponible información detallada sobre los gastos de los políticos, incluyendo aquellos relacionados con el ejercicio de sus funciones. Este recurso permite a los ciudadanos examinar de manera transparente los desembolsos asociados con aspectos como alojamiento, transporte, alimentación y otros costos derivados de su labor pública.

Dos consejeras ‘populares’ incluyen como dietas la compra de entradas para asistir a...
Comentarios