martes 30/11/21
POLÍTICA

Los cinco concejales del PP en Noja no asisten al pleno tras ser detectados tres millones de euros en impago de facturas y contratos declarados nulos

El Ayuntamiento da luz verde a los presupuestos de 2018, en los que la mayor partida, sin contar los gastos de personal, es la destinada a pagar las deudas contraídas por el anterior regidor, Jesús Díaz, que se encuentra inmerso en varios procesos judiciales por prevaricación continuada e “indicios racionales de criminalidad”.

Ruiz Lavín califica de “indecente” y “vergonzosa” la ausencia del PP en el pleno extraordinario.

El representante del PSOE ha criticado la “escasa catadura moral y política” de los representantes del PP.

Pleno del Ayuntamiento de Noja al que no han asistido los concejales del PP
Pleno del Ayuntamiento de Noja al que no han asistido los concejales del PP

El Ayuntamiento de Noja ha tenido condicionadas sus cuentas anuales desde que en junio de 2015 entrara a gobernar el bipartito PRC-PSOE. Y no lo han estado por factores externos, sino por las deudas que el Consistorio arrastra de la etapa de Jesús Díaz (PP) al frente de la Alcaldía. En concreto, un ‘agujero’ de casi tres millones de euros que el dirigente popular, investigado por diversos delitos de prevaricación, ha dejado en las cuentas municipales por impago de facturas y por contratos que terminaron siendo declarados nulos por falta de procedimiento.

Así lo ha revelado este viernes el alcalde de la Villa, Miguel Ángel Ruiz Lavín, durante el pleno extraordinario para aprobar los presupuestos municipales de 2018 y realizar la dación de cuenta de la liquidación de los ejercicios 2015 y 2016. Durante su intervención el regidor ha censurado la actitud de los concejales del PP, que no han acudido al Pleno, algo que ha calificado de “indecente”.

"Esta es la verdadera forma de gobernar del PP y la ignominiosa herencia que Jesús Díaz nos dejó a todos los nojeños”, ha criticado el alcalde

En este sentido, Ruiz Lavín ha asegurado no encontrar explicación a esta ausencia en bloque “salvo que sea porque no querían escuchar que estas cuentas municipales vienen condicionadas por el pago de las numerosas deudas a proveedores que el exalcalde del PP, Jesús Díaz, no quiso abonar y por facturas que nos encontramos en el cajón por importe de 350.000 euros”.

“En total, desde que asumimos la responsabilidad de gobernar en 2015 hemos tenido que hacer frente a casi tres millones de euros por impagos de facturas y contratos declarados nulos por falta de procedimiento. Esta es la verdadera forma de gobernar del PP y la ignominiosa herencia que Jesús Díaz nos dejó a todos los nojeños”, ha criticado el alcalde.

Unas afirmaciones que se han apoyado por la exposición pública de las cuentas municipales realizada por la concejala de Hacienda, Mónica Cagigas, quien ha explicado que la principal partida del presupuesto aprobado, al margen de los gastos de personal, es la destinada a saldar las citadas deudas contraídas en la anterior legislatura bajo el mandato de Jesús Díaz. En concreto, a dicho capítulo se destinan 1.235.000 euros. La titular de Hacienda ha mostrado su confianza en poder liquidar “de una vez por todas” la deuda heredada.

“Esperamos no encontrarnos con nuevas sorpresas y que en los próximos presupuestos podamos dedicar el esfuerzo de todos los vecinos a lo que realmente es necesario y no a pagar más desmanes derivados de la nefasta gestión del PP”, ha remachado por su parte el alcalde.

El exalcalde del PP de Noja, Jesús Díaz, durante un pleno del Ayuntamiento

PRESUPUESTO

El pleno extraordinario de este viernes ha destacado en la actividad habitual del Consistorio por la ausencia de los cinco concejales de la oposición, todos del PP, en la sesión que votaba los presupuestos, en los que, como ha señalado la concejala de Hacienda, se ha experimentado un “notable” ascenso en los capítulos de inversiones y subvenciones respecto al ejercicio anterior.

La sesión ha estado marcada, sin duda, por esta notable ausencia, que ha sido calificada por Ruiz Lavín como “vergonzosa” y “toda una falta de respeto a sus votantes y al conjunto de los vecinos de la Villa”, además de “un intolerable incumplimiento de sus deberes como representantes municipales”.

Ruiz Lavín ha asegurado “que si así piensan los ediles del PP ejercer su responsabilidad, lo mejor que pueden hacer es dimitir y dejar correr la lista, aunque solo sea por higiene democrática y el debido respeto a las instituciones públicas”, ha afirmado Ruiz Lavín. 

En parecidos términos se ha manifestado el concejal de Medio Ambiente (PSOE), Javier Martín, que ha censurado “la escasa catadura moral y política” de los representantes del Partido Popular.

“Ni siquiera uno de sus concejales, que sí ha acudido a una comisión previa al Pleno, ha tenido la decencia de quedarse para asistir a esta sesión plenaria. No quieren debatir sobre los presupuestos en el máximo órgano de representación del Ayuntamiento, pero seguramente sí lo harán en las redes sociales, donde nadie les pueden rebatir sus argumentos y habituales mentiras”, ha enfatizado Martín.

Al término del Pleno, los miembros del equipo de Gobierno han insistido en denunciar la “grave irresponsabilidad” de los ‘populares’, a los que acusan de “ni siquiera molestarse en recoger la documentación sobre los presupuestos que ellos mismos habían solicitado”. 

“Si los concejales del PP no quieren trabajar que lo digan, pero que no hagan de menos a los empleados municipales que sí lo han hecho preparando para ellos los informes y expedientes relativos al documento económico”, han enfatizado.

DEUDAS

Entre las deudas que conforman estos tres millones de euros destacan los 800.000 euros que el abogado Eduardo Garmendia demandó por facturas y honorarios impagados desde que en 2009 se le comenzara a realizar un contrato bianual que se fue renovando hasta 2015, es decir, durante la etapa de Jesús Díaz. Unos servicios que, como declararon fuentes municipales a este diario en 2016, no aportan ningún beneficio al Consistorio.

Los impagos durante la etapa de Díaz son tan variopintos como los 37.071 euros en facturas impagadas a la SGAE entre los años 2009 y 2015; o los 38.400 euros por la “contratación verbal” con Servimed Norte S.L. de los servicios sanitarios prestados con una ambulancia por la empresa entre septiembre y diciembre de 2013.

Estas irregularidades a las que el actual equipo de gobierno municipal ha tenido que hacer frente en estos casi tres años se suman a los presuntos delitos que han llevado a Jesús Díaz a ser investigado en los tribunales, donde tiene causas abiertas ante los posibles casos de prevaricación en la remodelación de la Oficina de Turismo de Noja, por la que el Ayuntamiento ha sido condenado a pagar 14.230, 84 euros, las obras de ampliación del Colegio Público Palacio o los hechos ocurridos entre 2005 y 2010, relativos a la adquisición de una parcela por parte de una constructora y la posterior paralización administrativa de las obras que en ella se iban a desarrollar, y en las que la justicia ve “indicios racionales de criminalidad”.

Comentarios