martes. 06.12.2022
POLÍTICA

"Debemos ofrecer una alternativa sólida para cambiar el modelo que se ha enquistado en nuestra ciudad"

El Conceju Local de Cantabristas Santander ha organizado unas jornadas tituladas "Santander tras la fachada" de encuentro y debate sobre urbanismo, sostenibilidad, cultura e identidad, con las que “seguir construyendo una alternativa moderna, verde y atlántica”.

Cantabristas
Cantabristas

La agrupación municipal de Cantabristas Santander ha organizado unas jornadas tituladas “Santander tras la fachada” para reflexionar sobre el futuro de la capital. En ellas, diferentes ponentes buscarán reflexionar y debatir sobre cuestiones como el urbanismo, la sostenibilidad, la cultura o la identidad, para “seguir construyendo una alternativa moderna, verde y atlántica”. 

El ciclo de jornadas coincidirá con los próximos viernes del mes de diciembre (concretamente, el 2, el 9 y el 16) y se realizarán en la sede del partido en Santander, C/ Guevara 21, a las 19.30 horas.

La primera jornada estará a cargo de Nerea de Diego, politóloga y parte del equipo de coordinación de Cantabristas, y llevará por nombre “La ciudad que se destruye a sí misma”, para reflexionar sobre cómo el urbanismo influye de manera decisiva en la vida de los y las vecinas de Santander.

La segunda la facilitará Manuel Núñez, físico y portavoz del Conceju Local de Cantabristas Santander, y abordará desde una perspectiva positiva uno de los grandes cambios que tendrán que afrontar las ciudades en los próximos años: las zonas de bajas emisiones.

La última jornada contará con Daniel Lobete, historiador y responsable de movimientos sociales de Cantabristas, y, con el título de “Recuperar quiénes somos”, servirá de reflexión sobre el papel de la cultura y la identidad cántabra en Santander.

El ciclo de jornadas “Santander tras la fachada” se enmarca en el trabajo propositivo que lleva haciendo la agrupación municipal de Cantabristas Santander para explicar su alternativa política: “Debemos ofrecer una alternativa sólida para cambiar el modelo que se ha enquistado en nuestra ciudad, apostando firmemente por nuestra cultura, los servicios públicos de calidad, y dejando atrás el hormigón, el cemento y el enfoque exclusivo de los esfuerzos institucionales en el turismo masivo”.