martes. 07.02.2023

Cantabristas, en un comunicado de prensa, ha lamentado “profundamente” que la Consejería de Educación del PRC “haya acatado con servilismo la discriminación del personal docente de Cantabria” en el concurso de méritos para la estabilización interina que ha implantado el Ministerio de Educación. Y es que, a pesar de haberse producido quejas y movilizaciones desde sindicatos educativos como el STEC, la Consejería dirigida por la regionalista Marina Lombó “no ha movido un dedo para defender los derechos del profesorado de Cantabria y para denunciar el atropello que supone un sistema de estabilización diseñado desde una perspectiva centralista y que deja en clara desigualdad a gran parte de las personas que ejercen la docencia interina en Cantabria”.

Según explica el portavoz cantabrista Daniel Lobete, este sistema de estabilización favorecerá que muchas de las plazas fijas de Cantabria vayan a ser ocupadas por profesores de otras comunidades autónomas. Esto es así porque, por ejemplo, uno de los aspectos que se valora en el concurso de méritos es tener aprobadas dos oposiciones entre 2012 y el presente, cosa que es imposible para algunas especialidades en Cantabria, dado que en nuestra comunidad no se ha realizado ninguna oposición de determinadas especialidades en ese tiempo, algo que no ocurre así en otras comunidades.

Como resultado, el profesorado interino de otras comunidades contaría con puntos que los docentes de Cantabria no habrían tenido siquiera la posibilidad de obtener.

Por razones como esta, Lobete califica este sistema de oposición como “totalmente injusto” y considera “lamentable” cómo la Consejería de Educación “se ha puesto de perfil y ha actuado de forma servil dejando indefenso al cuerpo de docentes interinos de Cantabria”. Además, ha aprovechado para recordar a la consejera regionalista Lombó que Cantabria ostenta las competencias en materia educativa, y que su responsabilidad es “defender la educación pública y a los trabajadores y las trabajadoras”.

Comentarios