domingo. 19.05.2024

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha reclamado este miércoles en Bruselas miminizar las exigencias de la Política Agraria Común (PAC), así como que la Comisión Europea rebaje la protección del lobo, incluido en el LESPRE (Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial).

En este sentido, ha solicitado más ayudas económicas para compensar a los ganaderos por las pérdidas que les ocasiona el lobo y ha subrayado la amenaza que la "hiper-protección" de esta especie supone para la ganadería extensiva, con el "crecimiento exponencial" de ataques, muertes e indemnizaciones.

Durante su intervención en la reunión con el Grupo Popular Europeo en el Comité de las Regiones, Buruaga ha respaldado las reivindicaciones de los ganaderos cántabros y ha trasladado las "tres grandes quejas" de Cantabria, que son la "apabullante burocracia" de la PAC; la falta de apoyo a la ganadería extensiva de montaña; y la "creciente amenaza del lobo".

Sobre esta última, la presidenta ha explicado que acude al Comité de las Regiones a defender las competencias de autogobierno de las comunidades del norte de España para ejercer "el control poblacional de la especie" que ha permitido durante décadas "coexistir en equilibrio" a los ganaderos con el lobo; y a reclamar a la Comisión Europea "mayor vigilancia" del principio de subsidiaridad que está amenazado por las "decisiones arbitrarias" de estados miembros como España.

Asimismo, Buruaga ha propuesto mayor apoyo financiero para compensar mejor las pérdidas que sufren los ganaderos por los ataques del lobo.

La presidenta ha confiado en que el Comité de las Regiones "controle" los compromisos recientemente anunciados por la Comisión Europea y que pasan por modificar el convenio de Berna y la Directiva Europea de Hábitats, dos normas del siglo pasado, "que no tienen en cuenta el estado de conservación del lobo y que perjudican a los ganaderos". "Creo que ésta debe ser nuestra posición y una de las líneas a seguir ahora y en el futuro por nuestro grupo en el Comité de las Regiones y en todas las instancias europeas", ha asegurado la presidenta, que esta tarde intervendrá en el pleno este órgano de la Unión, precisamente para pedir una rebaja en la protección al lobo.

DEFENSA DE LOS GANADEROS

En su intervención, la presidenta ha defendido un cambio en el modelo de la Política Agraria Común que minimice las exigencias y "corrija y ajuste las ayudas a las peculiaridades de las explotaciones y los territorios".

En este sentido, ha subrayado que acude por primera vez al Comité de las Regiones para "dar voz y defender los intereses del sector primario" en un contexto de movilizaciones que reclaman la revisión de la PAC, "una política de enorme peso económico pero de muy deficiente aplicación".

"Soy presidenta de una región del norte de España donde el sector ganadero viene sufriendo un plan estratégico de la PAC inflexible y mal diseñado, que recorta su renta y amenaza su sostenibilidad. Y, además, un Ejecutivo que desprotege a los agricultores y ganaderos que viven de su trabajo y nos dan de comer a todos", ha denunciado.

En relación a la PAC, ha lamentado una política "contraria a la flexibilidad y la simplificación administrativa", que "carga de exigencias, burocracia y excesos de control" a un sector que carece de recursos para poder cumplirlas, repercutiendo negativamente sobre su viabilidad.

Por ello, ha considerado "urgente minimizar estas exigencias" para que estén en consonancia con la dimensión y las características de las explotaciones, especialmente en las más pequeñas y las ubicadas en zonas de montaña. "Es urgente corregir errores y reconocer la importancia de este sistema de producción para el desarrollo sostenible y la fijación de población en los núcleos rurales", ha incidido.

Sin embargo, ha lamentado que las propuestas del Gobierno de España ante la Comisión han sido "tibias y poco ambiciosas" y dejan otra vez a la ganadería de montaña "solo como el reclamo de producción de alimentos de calidad, pero sin una contrapartida económica adecuada que garantice su supervivencia y su futuro".

Esta tarde, Buruaga intervendrá en el Pleno del Comité de las Regiones para defender la postura de Cantabria con respecto al lobo y donde se votarán las nueve enmiendas presentadas por la comunidad autónoma, con el apoyo de La Rioja, Canarias, Baleares, Asturias, Cataluña, Madrid, Extremadura, Castilla y León, Euskadi y Galicia.

Además, la presidenta se reunirá con Csaba Borboly, presidente de la Asamblea Provincial de Harghita (Rumanía) y ponente del proyecto de dictamen sometido a debate en el CDR.

Cantabria reclama en Bruselas la "apabullante burocracia" de la PAC, la falta de apoyo...
Comentarios