sábado. 13.04.2024

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación de Cantabria, Pablo Palencia (PP), ha exigido por carta a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, una reunión bilateral "urgente" para analizar la problemática del lobo, "uno de los mayores problemas para el sector ganadero de la región".

En una carta remitida esta semana a la ministra, Palencia le ha solicitado que se flexibilice la protección del lobo, con su retirada del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE), para poder hacer un control y equilibrio poblacional de esta especie en Cantabria, ha informado el Gobierno en un comunicado.

El consejero ha expuesto que el lobo ha ido creciendo en los últimos meses, con presencia de manadas en 60 municipios (entre 2019 y 2023 el área de presencia del lobo se ha incrementado un 8,97%), en zonas costeras y con avistamientos en horarios diurnos cerca de las poblaciones, ataques a ganado fuera de su área natural, acercamiento a poblaciones a plena luz del día y ataques a animales en zonas habitadas.

En ese sentido, ha señalado que en Cantabria se prevé para este año que haya 22 grupos de lobos, lo que supone "un notable incremento de la población de esta especie y de sus ataques y daños a la cabaña ganadera". "El lobo ha provocado en el 2023 un total de 2.224 ataques registrados y confirmados por los Agentes del Medio Natural del Gobierno de Cantabria, con un total de 2.714 animales muertos", ha añadido.

El titular de Desarrollo Rural ya expuso esta situación a la directora general de Biodiversidad, Bosques y Desertificación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), María Jesús Rodríguez de Sancho, durante su visita a Cantabria esta semana. Palencia ha reiterado en su carta a la ministra que "esta situación cada vez es más preocupante y requiere un tratamiento y una intervención urgente por parte del Ministerio". También le ha solicitado, aparte de la reunión bilateral, que convoque una Conferencia Sectorial, con carácter de urgencia, específica del lobo, para abordar estos asuntos.

El consejero ha exigido un cambio normativo para que las comunidades autónomas puedan gestionar de una manera equilibrada el incremento poblacional del lobo, porque "teniendo en cuenta la situación real de la especie al norte del río Duero y el incremento no sólo de los ejemplares sino de su zona de actuación, poniendo en peligro al ganado y a las personas".

Por ello, ha reiterado que se tiene que flexibilizar la protección del lobo y sacarlo del LESPRE "para poder hacer un control y equilibro poblacional", lo que, en su opinión, requiere de una gestión regional dadas las diferentes peculiaridades que tienen las distintas comunidades autónomas.

Finalmente, ha pedido a Ribera que atienda las peticiones de informe dirigidas al Ministerio sobre la necesidad de realizar extracciones de ejemplares dado el crecimiento de la población del lobo y los daños que causa en el mundo rural, y que esos informes del Ministerio tengan en cuenta que un número limitado de extracciones "no incide necesariamente sobre el estado de la conservación de la especie".

Cantabria exige una reunión bilateral “urgente” con Ribera sobre el lobo
Comentarios