viernes. 31.03.2023

El vicepresidente cántabro, Pablo Zuloaga, espera que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) y la empresa adjudicataria puedan acordar la fecha de ejecución de los nuevos trenes de Cercanías para Cantabria y Asturias, que según la previsión actual no circularán hasta al menos 2026.

Tras conocerse ayer este plazo para dentro de tres años y "con una horquilla abierta, sin precisar" si se podrá adelantar o dilatar aún más la llegada de los trenes, Zuloaga ha confiado en que el Mitma tenga más datos para cuando se celebre el día 20 de febrero la reunión entre la ministra, Raquel Sánchez, y los presidentes de Cantabria y del Principado de Asturias, Miguel Ángel Revilla y Adrián Barbón, respectivamente.

"Esperamos que para esa fecha el Ministerio tenga datos más concretos, más claros, a la hora de saber si CAF, la empresa adjudicataria de este importante contrato, va a ser capaz de desarrollar los trabajos en un tiempo menor del previsto inicialmente", ha dicho Zuloaga tras la rueda de prensa que ha ofrecido para dar a conocer los acuerdos del Consejo de Gobierno de este jueves.

En este sentido, y aunque reconoce que lo ocurrido con los trenes es "demoledor", ve una "buena noticia" que el Gobierno central se haya comprometido a no tener que hacer una nueva licitación, pues la tramitación que supondría llevaría a un escenario aún "mucho peor".

Zuloaga ha valorado así la reunión del grupo de trabajo entre el Ministerio, ADIF, Renfe, la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria y los gobiernos de Cantabria y Asturias que se celebró ayer en Santander para hablar del problema surgido con los trenes.

Tras este encuentro, el vicepresidente considera que "el emplazamiento" está ahora en el encuentro de la ministra con los presidentes autonómicos "para garantizar cómo se acortan esos plazos".

A pesar de ello, a preguntas de la prensa Zuloaga ha reconocido que la situación actual "ni le satisface ni le alegra", pues supone, "por un fallo técnico grave", retrasar en tres años la solución que iba a empezar a llegar este 2023 frente al envejecimiento de la flota de la comunidad.

"Ni siquiera este escenario me satisfacía", ha apostillado, pues aún sin el retraso ya suponía "haber tenido que esperar demasiado para solucionar un problema que perduraba en Cantabria mucho tiempo".

Por ello, ha agradecido al Gobierno actual que haya movilizado 250 millones de euros para la puesta en funcionamiento de 31 nuevos trenes y ha acusado del envejecimiento de la flota a los gobiernos previos, "que no movieron un dedo" por renovar la infraestructura ferroviaria.

Finalmente, ha insistido, como hizo ayer tras la reunión el secretario general de Infraestructuras del Mitma, Xavier Flores, en corregir "una información que se maneja en la sociedad y que no es real": "Los trenes nunca se han fabricado. No hay en Cantabria y Asturias unos trenes que no quepan en los túneles. Hubiera sido una noticia todavía peor".

Comentarios