viernes. 19.04.2024

La presidenta de Cantabria, la 'popular' María José Sáenz de Buruaga, ve "perfectamente coherentes" las palabras con las que el líder del PRC y expresidente, Miguel Ángel Revilla, advirtió la semana pasada que endurecería la labor de oposición respecto al Gobierno regional.

"Yo creo que es perfectamente lógico, es perfectamente coherente con el papel que están desempeñando". "El PRC está en la oposición, la está ejerciendo legítimamente y además tiene todo el respeto, como no, del Gobierno del PP para hacerlo", ha valorado Buruaga a preguntas de los medios por la postura que defendió Revilla el pasado miércoles tras celebrarse el Comité Ejecutivo de su partido.

Y es que el regionalista avanzó que, una vez que el PRC había facilitado que el PP formara un Gobierno en minoría y que más tarde pudiera aprobar su presupuesto para 2024, ahora se centraría en exigir al Ejecutivo el "cumplimiento de todos los compromisos firmados y de las promesas realizadas a los cántabros", mostrándose "muy preocupado" por la "pasividad y "falta de capacidad" del PP y la "falta de liderazgo" de la presidenta.

Sin embargo, ésta ha respondido este lunes que no conoce "a ningún líder de un partido político de la oposición que salga del comité ejecutivo de su partido diciendo que todo va bien y pidiendo el voto para el rival político".

"Hay quien ha interpretado esas palabras como un cambio de discurso, como un giro de estrategia o de guion, pero yo creo que lo que está haciendo el Partido Regionalista y las palabras de su líder explican perfectamente dónde están y además son perfectamente coherentes con la posición que vienen manteniendo hasta ahora", ha sentenciado Buruaga, que ha hecho estas declaraciones en Cuchía (Miengo), donde ha acudido al inicio de las obras para la adecuación de la instalaciones portuarias de la Ponzona.

Al hilo, ha reiterado que PP y PRC llegaron a un acuerdo "puntual" de investidura y a otro para el pacto presupuestario, por lo que los regionalistas dieron a los populares "un voto de confianza" pero "no hay un pacto, ni un acuerdo de gobierno, ni somos socios de gobierno".

"El Partido Popular gobierna, el Partido Regionalista está en la oposición y nosotros no somos nadie para cuestionar y para tratar ni siquiera de opinar sobre la estrategia política de los demás; están en su derecho".

Así, la presidenta ha trasladado "respeto absoluto" y ha insistido en que están "siendo coherentes y nada más".

Buruaga tiende una mano a Revilla: "está siendo perfectamente coherente"
Comentarios