jueves. 25.04.2024

La candidata autonómica del PP, María José Sáenz de Buruaga, ha anunciado que, si llega al Gobierno de Cantabria, pondrá en marcha deducciones fiscales al alquiler y a la compra de vivienda, sobre todo para jóvenes y para quienes adquieran una propiedad en zonas en riesgo de despoblamiento en zonas rurales; incentivos económicos y fiscales para quienes pongan en el mercado viviendas que estén desocupadas, y medidas para luchar contra la okupación.

Buruaga ha prometido este martes llevar a cabo una "verdadera política de vivienda" en Cantabria, a su juicio, inexistente en esta legislatura con el Gobierno PRC-PSOE, que, según ha explicado, se asentará sobre una ley que pretende aprobar que, según ha dicho, "sentará las bases para que los ciudadanos tengan acceso a una vivienda digna en régimen de propiedad o de alquiler y protegerá la propiedad privada".

La presidenta del PP y candidata a la Presidencia de Cantabria en las elecciones de este domingo, 28 de mayo, ha contrapuesto esta norma que pretende aprobar con el proyecto de Ley de Vivienda con el que concluye la legislatura en Cantabria y que, según ha dicho, es "intervencionista al máximo", que establece "el alquiler forzoso y que no combate la okupación y supone un ataque directo a la propiedad privada de los cántabros".

Frente a ello, ha defendido que la ley que ella pretende que facilitará el crecimiento del parque público de viviendas e incorporará al mercado, mediante incentivos económicos y fiscales, las viviendas privadas que estén desocupadas.

"Lo que les puedo decir a los cántabros es que como Revilla llegue al Gobierno de la mano de Podemos, tendremos un calco de la Ley de Vivienda de Pedro Sánchez y Podemos, que los regionalistas apoyaron en el Congreso y que obliga a alquilar viviendas vacías aunque el propietario no quiera", ha alertado Buruaga, quien ha indicado que "el único escudo" para evitar este "radicalismo" es el PP.

MEDIDAS CONCRETAS PARA FACILITAR EL ACCESO A LA VIVIENDA

Entre el paquete de medidas administrativas y fiscales para facilitar el acceso de los ciudadanos a una vivienda digna, ha anunciado una ayuda para que los jóvenes compren su primera vivienda con una deducción en el IRPF del 15% y un tipo reducido en el Impuesto de Transmisiones del 3% para todos los menores de 36 años.

Además, ha explicado que si la compra de este primer inmueble es en la Cantabria despoblada, no pagarán nada ni por transmisiones patrimoniales ni por actos jurídicos documentados.

En el caso de la vivienda en alquiler, la deducción será del 30% del coste anual del alquiler con un límite de mil euros.

Asimismo, se aprobarán desgravaciones fiscales para la compra de vivienda en las zonas en riesgo de despoblamiento de la Cantabria rural, del 25% para la compra de primera vivienda y del 15% en los casos de que no se trate de la vivienda habitual.

Estas desgravaciones se suman, según ha dicho, a las mejoras introducidas en la tributación del Impuesto de Transmisiones y de Actos Jurídicos Documentados en estas zonas. A este respecto, ha explicado que, quien compre una vivienda en la Cantabria rural, pagará un 5% si es primera vivienda y un 6% si es segunda y no pagarán nada por Actos Jurídicos Documentados.

También en el medio rural, se pondrá en marcha un Programa de Rehabilitación de Viviendas, destinado a fijar población en localidades de menos de 5.000 habitantes. A este respecto, se ha comprometido a modificar aquellos artículos de la nueva Ley del Suelo aprobada por el Gobierno PRC-PSOE que restringen la construcción de vivienda unifamiliar en suelo rústico y volver al régimen aprobado en 2012.

En el caso de los jóvenes, se garantizará la extensión de la financiación, desde el 80% del valor de la vivienda que suelen avalar las entidades bancarias hasta el 95%, y se reactivará la promoción de vivienda social nueva de competencia autonómica.

También ha anunciado que se impulsará el proyecto 'Bolsa Joven de viviendas' para facilitar el acceso en régimen de alquiler a personas de hasta 35 años.

FRENAR LA OKUPACIÓN

Junto a estas actuaciones para asegurar el acceso a la vivienda de los ciudadanos, Buruaga ha anunciado una serie de medidas para frenar la okupación en Cantabria.

Así, ha señalado que en esta legislatura se han registrado "al menos" 280 okupaciones de viviendas que han generado "alarma social y graves problemas de convivencia" mientras -ha dicho- el Gobierno de Cantabria de PRC y PSOE "se ha dedicado a mirar para otro lado y a negar la realidad".

"Sabemos que la mayoría de las facultades de las que podemos valernos para frenar el fenómeno de la okupación son de ámbito o competencia estatal y contamos con el compromiso firme de Alberto Núñez Feijóo de aprobar un paquete de medidas de lucha contra la okupación ilegal cuando llegue la Moncloa", ha apuntado.

Entre estas medidas, ha recordado que figuran el desalojo en 24 horas de quienes no puedan acreditar la titularidad válida de la vivienda, el desalojo inmediato en caso de flagrante ocupación o el endurecimiento de las penas por delito de usurpación de vivienda con hasta 3 años de prisión.

A nivel autonómico, Buruaga ha anunciado que una de sus primeras actuaciones será trazar un 'mapa de la okupación' para contar con una radiografía precisa de la situación y saber qué viviendas están ocupadas y en qué zonas.

Además, se habilitará una oficina de apoyo y asesoramiento a las víctimas de la okupación, con asistencia de especialistas y se estudiarán en qué supuestos corresponde compensar fiscalmente a los propietarios a través del IBI y otros impuestos.

A estas iniciativas se suma la creación de un grupo de trabajo e trabajo en la Federación de Municipios de Cantabria para coordinar las respuestas a adoptar en las primeras 48 horas de okupación.

Buruaga promete deducciones al alquiler y compra de vivienda e incentivos para sacar al...
Comentarios