domingo 22/5/22

La presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, cree que el líder nacional del partido, Pablo Casado, "tiene que saber que ha llegado el momento de pasar página y de abrir una nueva etapa" que, a su juicio, debe encabezar "sin ninguna duda" el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. Así lo ha dicho este martes en una entrevista en la Cadena SER recogida por Europa Press, en la que, preguntada sobre si cree que Casado debe dimitir tras el conflicto interno estallado en el partido, ha respondido que "uno tiene que saber cuándo termina una etapa y hay que abrir otra y uno tiene que saber cuándo toca dar un paso al lado".

Y sostiene que su sucesor tiene que ser Núñez Feijóo, que es "el líder natural y nos tiene a todos detrás". Además, ha defendido que es "un referente moral y político hace mucho tiempo", está "en un momento de una plena madurez" y "nadie como él tiene en este momento a España en la cabeza". "Comparto su forma de entender el partido, admiro y desde Cantabria admiramos ese proyecto de Gobierno y esas cuatro mayorías absolutas de Núñez Feijóo en Galicia", ha ensalzado la 'popular', que ha advertido que es el gallego quien tiene la "libertad" de decidir y quien debe anunciar su postura, aunque "sabe que el PP y España le necesitan y yo confío en su decisión", ha sentenciado. Y es que, a juicio de Buruaga, la batalla abierta a finales de la semana pasada entre Casado y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que se han cruzado acusaciones de corrupción y espionaje, "no se soluciona sumando apoyos internos" por parte del primero, sino siendo capaz de recomponer "un liderazgo, una confianza y una credibilidad en la calle que está hecha añicos" y que cree que "no tiene ningún arreglo por esa vía".

Por ello, ha instado a Casado a actuar "con altura de miras y con generosidad", aunque sea "muy doloroso", porque "lo que está en juego es España y es el PP, la única alternativa de centro derecha democrática". De hecho, Buruaga ha dicho que se considera una persona "absolutamente leal" y por ello le dirá al líder nacional lo que cree que debe hacer en la reunión de los presidentes autonómicos del partido convocada para mañana.

Pedirá la convocatoria de un congreso extraordinario para tomar una solución "pactada y de unidad"

Además, pedirá la convocatoria de un congreso extraordinario para tomar una solución "pactada y de unidad", como ha avanzado hoy en sus redes sociales. "No hay otra salida que la convocatoria inmediata de un congreso extraordinario, con una solución pactada y de unidad en torno a un liderazgo fuerte que nos permita recuperar la confianza de la calle. Esa es la postura que defenderé mañana en la reunión de presidentes", ha publicado.

Como ha añadido en la entrevista en la radio, convocar esa reunión de presidentes es un paso que "había que haber dado el primer día" en el que estalló la crisis, que surgió ante los rumores de corrupción por parte del hermano de Ayuso en torno a un contrato del Gobierno autonómico por la compra de mascarillas durante el confinamiento. No obstante, opina que aún "puede ser un avance en la buena dirección hacia una solución si es que verdaderamente hay ánimo de escuchar". "Nadie mejor que el presidente, que es el que más responsabilidad tiene, el que más altura de miras, el que más responsabilidad tiene que demostrar en este momento para liderar la solución", ha reiterado Buruaga, lamentando que se está produciendo "una ruptura de la confianza con nuestras bases, un divorcio del PP con sus votantes" que "hay que frenar".

PARTIDARIA DE QUE AYUSO ACUDIERA A LA REUNIÓN

También sostiene que "es una decisión del presidente" no haber convocado a Ayuso a la reunión de los líderes del PP de este miércoles, teniendo en cuenta que la Comunidad de Madrid ya estará representada por el presidente de la formación madrileña, Pío García Escudero. No obstante, Buruaga es partidaria de que la presidenta de la Comunidad de Madrid hubiese estado invitada. "Soy de las que pienso que lo que abunda no daña y que Isabel Díaz Ayuso podía estar en esa reunión", ha dicho. Y es que la relación de la líder de los 'populares' cántabros con la Dirección nacional también ha conllevado "superar momentos de dificultad" y "hacer muchísimos intentos por reconstruir el diálogo, la normalidad y la confianza", pues fue Casado quien apostó por sustituir a Buruaga por Ruth Beitia para la candidatura a la Presidencia de Cantabria en las elecciones de 2019, aunque finalmente la atleta abandonó la política dos semanas después de ser impuesta por Génova para ese cargo, dejando paso de nuevo a la presidenta del partido.

Comentarios