viernes 28/1/22
POLÍTICA

La austeridad “compulsiva” no ayuda a salir de la crisis, “más bien la profundiza”

Díaz Tezanos solicita a la UE que combine políticas de estímulo al crecimiento con la reducción del déficit público.

La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos
La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos

La vicepresidenta y consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos, ha afirmado que la austeridad "compulsiva" no ayuda a salir de la crisis, si no que "más bien la profundiza", y ha solicitado a la Unión Europea que se combinen políticas de estímulo al crecimiento con las de reducción del déficit público.

Díaz Tezanos ha intervenido este lunes en la inauguración del seminario '¿Qué hemos aprendido de la crisis?', organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), y que se celebra esta semana en la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP).

En el acto inaugural también han estado presentes el comisario de Energía y Cambio Climático de la Unión Europea, Miguel Arias Cañete; el rector, César Nombela y los directores del curso, Miguel Ángel Noceda y Amancio Fernández.

Díaz Tezanos ha asegurado que aunque "lo peor de la crisis lo tenemos detrás, falta mucho para hablar de recuperación", y ha manifestado que para volver a tener lo que se tuvo, es necesario "recuperar los derechos sociales y laborales que, la crisis y muchas políticas de las que se han puesto en marcha en los últimos años, se han llevado por delante".

Para Eva Díaz Tezanos, desde Europa se reaccionó con una "lentitud exasperante"

La vicepresidenta ha asegurado, que desde el Ejecutivo de Cantabria se viene trabajando por este objetivo y se tiene muy presentes, en todas y cada una de las políticas y medidas que se ejecutan, "a todos esos ciudadanos, así como sus anhelos por conseguir una verdadera recuperación".

La consejera ha asegurado que la crisis económica mundial ha sido la más "profunda" y la más "larga" que nos ha tocado vivir, y lo que empezó siendo una crisis financiera en EEUU, tuvo reacciones globales, que comenzaron de la mano del G 20, con un mayor control del sistema financiero, la protección de los pequeños inversores y la vigilancia de los productos financieros de alto riesgo, así como el control de los paraísos fiscales.

"Buenos propósitos que, sin embargo, alumbraron muy pocas medidas", ha añadido Díaz Tezanos, quien se ha preguntado qué es lo que se hizo mal para que una crisis financiera que empezó en EEUU acabara afectando a Europa.

La vicepresidenta ha señalado que los EEUU reaccionaron de forma "más eficiente" y la Reserva Federal "se puso manos a la obra" y como resultado la economía estadounidense lleva años "creciendo y creando empleo".

Para Eva Díaz Tezanos, desde Europa se reaccionó con una "lentitud exasperante", y se ha ido completando la unión monetaria con una unión bancaria con el propósito de impedir que "una nueva crisis financiera acabe lastrando las finanzas pública" y el fin de avanzar en una unión fiscal "imprescindible" para desarrollar una política económica común.

En opinión de Díaz Tezanos, los avances han sido más modestos en lo que a la unión social y política se refiere, cuando constituyen el "instrumento democrático imprescindible" en una UE, en la que los ciudadanos pueden descubrir en un futuro no muy lejano, que sus políticas presupuestarias y sus sistemas de pensiones están en manos de una "élite burocrática que no responde ante nadie".

La vicepresidenta ha señalado que los españoles también hemos aprendido de la crisis sobre el peligro de las burbujas especulativas

Para la vicepresidenta, el BCE también reaccionó tarde, diciendo a los especuladores que "no estaba dispuesto a que siguieran jugando con algunos países de la zona euro y las primas de riesgo bajaron estrepitosamente". "No puedo dejar de pensar cuanto sufrimiento nos hubiéramos ahorrado, en Europa y en España, si la reacción de nuestro BCE se hubiera producido, por ejemplo, en agosto de 2011", ha agregado.

Asimismo, ha lamentado la "lentitud" de las instituciones europeas a la hora de poner en marcha los programas de crecimiento, como ha sido el caso del último Plan Junker.

La vicepresidenta ha señalado que los españoles también hemos aprendido de la crisis sobre el peligro de las burbujas especulativas -"nunca más volveremos a construir 600.000 viviendas anuales"- y también será necesario que las "administraciones y los ciudadanos cuiden más sus deudas".

Por último, ha añadido que para competir en una economía global hay que "innovar e investigar y crear conocimiento". Díaz Tezanos ha asegurado que hay informes que lo avalan y aseguran que el 85% del crecimiento de las economías actuales es resultado de la innovación, ya que la I+D incrementa la productividad de las empresas el 16%, y aquellas empresas que innovan también exportan un 18% más.

Además, ha sido tajante al asegurar que un país como España no puede bajar indefinidamente los salarios para ganar en competitividad, "ya que siempre habrá alguien que los baje más y esto acaba afectando al consumo y las pensiones, lo que es injusto".

Las ponencias de este curso plantearán si de verdad se ha acabado con la crisis, si los gobiernos y empresas están preparados para afrontar una nueva recesión o si los partidos políticos tienen verdaderas propuestas para hacer frente al nuevo escenario económico y social que atraviesa nuestro país.

Personalidades del ámbito económico y social, como el presidente del Banco Popular, Ángel Ron, el presidente de la Asociación Española de Banca, José María Roldán, o el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarrri se unirán al presidente de la CEOE, Juan Rosell, el presidente del Sareb, Jaime Echegoyen y la presidenta de Microsoft, Pilar López. La economía colaborativa también estará presente de la mano del responsable de Uber, Carles Lloret.

Comentarios