jueves. 25.04.2024

El Parlamento de Cantabria ha aprobado este jueves la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para 2023, la conocida como ley de acompañamiento, que incluye la nueva deducción en el IRPF para las rentas medias y bajas que el Ejecutivo PRC-PSOE había anunciado. Además, modifica casi una veintena de leyes.

Como ha ocurrido esta mañana con los Presupuestos, la también conocida como ley de acompañamiento ha salido adelante esta tarde con el único apoyo de los grupos del Gobierno, esto es PRC y PSOE, y con el voto en contra de toda la oposición, conformada por PP, Cs, Vox y la diputada no adscrita Marta García, ex de la formación naranja.

Y es que Gobierno y oposición no se han puesto ni siquiera de acuerdo en si esta ley conlleva una bajada de impuestos para los cántabros, como sostiene el Ejecutivo, que asegura que ésta es "progresiva, rigurosa y sostenible"; o si, por el contrario, como afirma la oposición, los cántabros pagarán más impuestos.

La principal novedad de esta ley es la deducción en el IRPF de 100 euros para quienes tributen de forma individual y tengan rentas de menos de 30.000 euros o de 200 para quienes hagan la declaración conjunta y no superen los 40.000.

Según el Gobierno y tal y como hoy ha insistido la consejera de Economía y Hacienda, Ana Belén Álvarez (PSOE), en su defensa de esta norma, la nueva deducción beneficiará a 127.000 cántabros -casi uno de cada dos contribuyentes-, que se ahorrarán en conjunto 16,5 millones.

Ha indicado que se trata de una medida "estanca" pero "no aislada" ya que viene a "reforzar" el "amplísimo paquete de medidas" ya adoptadas. Así, ha indicado que a la nueva deducción se añade el incremento en un 50% de otras cinco, lo que hace que el máximo deducible por estos conceptos se incremente en 470 euros.

Álvarez ha subrayado que con la nueva deducción y la ampliación de las que había hasta ahora, el Gobierno duplicará el importe que se deducen actualmente los cántabros en la declaración, pasando de los 16 millones a los 33,5 en la próxima. Además, ha recordado que continúan vigentes el próximo año otra docena más, con lo que serán 18 el número de deducciones a las que los cántabros se podrán acoger en la próxima declaración de la renta.

A la par que ha defendido la propuesta fiscal del Gobierno, ha vuelto a rechazar la propuesta de la oposición de la deflactación del IRPF. Así, ha asegurado que, con la nueva deducción que incorpora la ley de acompañamiento, el beneficio para las rentas medias y bajas será "cuatro veces mayor" a que si se hubiese optado por deflactar los tramos de este impuesto.

Ha defendido que los recursos deben estar dirigidos a aquellas empresas y familias que necesitan un apoyo para afrontar esta coyuntura, que es "temporal" pues, de lo contrario, "la bola inflacionista seguiría creciendo".

"Sus propuestas van en contra de todas las recomendaciones y esto es algo que ustedes saben. Ningún momento es bueno para la demagogia y este mucho menos", ha replicado la consejera a la oposición. Además, ha aprovechado su intervención para desmentir algunas afirmaciones de la oposición sobre la presión fiscal de Cantabria. La socialista ha asegurado que "no es cierto" que en Cantabria la "presión fiscal" sea superior a la media y ha negado que sea un "infierno fiscal".

Álvarez ha asegurado que el Gobierno de Cantabria "no ha subido ni un solo impuesto a la inmensa mayoría de la población de Cantabria". Por ello, ha replicado al PP que si considera que Cantabria es un "infierno fiscal", es "el mismo" que el que los populares aprobaron durante su Gobierno o, de hecho, "menor". "¿Entonces cómo pueden ustedes hablar de infierno fiscal?", ha preguntado.

En una línea similar a la consejera se han pronunciado los portavoces de PSOE y PRC, Paz de la Cuesta y Rosa Díaz, respectivamente, quienes han afirmado que las medidas fiscales que se incorporan a la ley "benefician a la gran mayoría social" de Cantabria, "la más perjudicada por la inflación y los precios de la energía".

Han afirmado que "lo fácil sería bajar los impuestos" de cara a las elecciones pero "no se pueden hacer medidas populistas". Por su parte, la oposición ha criticado esta ley porque, al igual que, a su juicio, ocurre con los Presupuestos, "no responden a las necesidades de los hogares ni del tejido empresarial".

Para el PP, a lo único que responde esta ley y la de Presupuestos es "a la campaña propagandística" con vistas a la cita con las urnas de 2023. "Prefieren ir dopados a esas elecciones que bajar los impuestos", ha dicho María José González Revuelta. A juicio de los 'populares', lo aprobado es una "atropello a todos los cántabros" porque, según ha dicho, "en lugar de aprovechar para rebajar impuestos, los suben".

"Se han negado a deflactar el IRPF, lo que significa subir los impuestos", ha manifestado González Revuelta, quien ha aclarado que su partido "no pide ninguna bajada masiva" de impuestos porque "no cree que sea el momento", sino que "no se los suban" a los cántabros.

Por su parte, Cs ha opinado que la norma que hoy se aprueba supone "muy pocas o ninguna novedad" respecto al texto del año anterior. "El Gobierno tiene obligación de tomar medidas para ayudar a las familias a salir adelante y ustedes no lo hacen", ha censurado el diputado 'naranja' Diego Marañón. Así, ha criticado que PRC y PSOE no hayan aceptado las medidas fiscales que ha planteado Cs en sus enmiendas y que -ha insistido- "serían útiles para aliviar la carga fiscal" a los cántabros.

"Hay cuestiones que no cambian. Una vez más solo son aprobadas las del equipo de Gobierno. Las demás (las de la oposición) todas ellas son equivocadas", se ha quejado Marañón, en alusión al hecho que ninguna de las 62 enmiendas de la oposición a la ley de acompañamiento han sido aprobadas y solo se han admitido las 21 que planteaban PRC-PSOE.

Por su parte, el portavoz de Vox, Cristóbal Palacio, ha insistido en que los cántabros tendrán que pagar en 2023 más impuestos y ha acusado al Gobierno de convertirse en "una máquina voraz". Al igual que ha afirmado esta mañana en relación a los Presupuestos, Vox ha confiado en que la ley de acompañamiento aprobada hoy será "la última" del Gobierno PRC-PSOE.

CAMBIOS LEGISLATIVOS

Además de las medidas en materia fiscal, esta ley incluye cambios en 17 leyes, como la de Finanzas; la de Régimen Jurídico; Subvenciones o Patrimonio para, según ha afirmado la consejera y los portavoces de PRC y PSOE, eliminar "disfunciones" en el procedimiento administrativo y "agilizar la gestión evitando así trámites innecesarios e ineficaces".

También se modifica la Ley de Defensa de los Consumidores y usuarios de Cantabria para adecuarla a la normativa básica en materia sancionadora y también la Ley de creación del Consejo de la Juventud para posibilitar la efectiva ejecución de las dotaciones presupuestarias dirigidas a este órgano.

En relación a estas modificaciones legislativas, la oposición ha vuelto a acusar al Gobierno de "abusar" de la ley de acompañamiento para incluir "todo tipo de modificaciones legislativas que no se justifican y solo buscan evitar el debate parlamentario".

"Este Gobierno está aprendiendo muy rápido las malas artes del Gobierno de Pedro Sánchez", ha censurado el PP, que, además, ha afeado que ninguna de las modificaciones legislativas que se realizan a través de la ley de acompañamiento va "en beneficio de las familias y empresas".

Aprobada la Ley de Medidas Fiscales, que incluye la nueva deducción del IRPF y modifica...
Comentarios