lunes. 04.07.2022

El Parlamento cántabro ha aprobado por unanimidad en el Pleno de este lunes modificar la Ley de Tasas y Precios Públicos para bonificar 49 tasas y tratar de paliar la situación económica derivada de la guerra en Ucrania y el aumento de la inflación en los sectores más afectados por la subida "brutal" de precios.

Una vez aprobada, esta modificación será remitida para su publicación en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) cuanto antes, con la intención de que entre en vigor "inmediatamente", antes de que termine este mes de mayo, extendiéndose hasta el 31 de diciembre de 2022.

En concreto, la medida afectará a 49 tasas y tarifas autonómicas que se aplican sobre los sectores del transporte por carretera, industrial, pesquero, construcción y rehabilitación, agrícola, forestal y pecuario, que se ahorrarán en total unos 3 millones de euros. Casi todas las tasas, 47 de ellas, tendrán una bonificación del 100%, y las otras dos del 50%.

El vicepresidente cántabro, Pablo Zuloaga (PSOE), ha sido el encargado de defender hoy en el Parlamento esta modificación de ley, que ha partido de una iniciativa impulsada por los grupos parlamentarios Regionalista, Socialista y Ciudadanos y que ha sido respaldada el Gobierno regional.

Todos los grupos han apoyado esta medida que según Zuloaga "busca responder de manera efectiva y rápida" a la situación sobrevenida tras la invasión rusa a Ucrania, aunque la oposición (PP, Cs y Vox) considera que es "insuficiente" y que 3 millones de euros no supone "nada" para el Gobierno de Cantabria.

El vicepresidente ha argumentado que la reducción de tasas es "complementaria" a otras medidas que ya se han puesto en marcha tanto por el Ejecutivo regional como por el central, que "ha sabido estar a la altura" con actuaciones como el acuerdo con Bruselas para desacoplar el precio del gas y la energía o el 'plan de respuesta' a la guerra.

Zuloaga ha incidido en que esta legislatura ha sido "completamente anómala e inesperada", marcada por situaciones "absolutamente inéditas". Primero por la pandemia, que desembocó en una crisis económica "sin precedentes", y después, cuando "empezábamos a ver la luz al final del túnel", por un conflicto bélico que también ha provocado un aumento "brutal" de los precios. Ambos asuntos han requerido ajustes en los presupuestos para habilitar ayudas y "no nos han dejado gestionar como estaba previsto", pero se está trabajando para reducir el impacto y que "nadie se quede atrás", ha destacado el socialista, recordando otras medidas como el fondo extraordinario de 15 millones de euros anunciado la semana pasada por la Consejería de Economía para destinar a los sectores y empresas más afectados.

En este sentido, los grupos que sustentan al Gobierno regional, PRC y PSOE, han defendido que esta bonificación que se aprueba con carácter de urgencia "va a llegar ya" y "responde a la actual coyuntura", mientras la oposición cree que es "buena" pero la ha tachado de "tímida" y ha denunciado que España "es el único país europeo que no ha bajado los impuestos", sino que "los ha subido". Incluso Cs, que es uno de los grupos impulsores de la modificación, ha considerado que es "claramente insuficiente" y va a suponer un "ligerísimo alivio para la economía", según su portavoz, Félix Álvarez.

Por su parte, el 'popular' Iñigo Fernández la ha calificado de "propaganda" y ha pedido "más ambición". "El efecto de la medida es tan pobre, tan limitado, que prácticamente no significa nada para la economía de Cantabria", ha criticado tras señalar que la propuesta de rebaja fiscal de PP iba al "corazón del problema", mientras que la de PRC-PSOE es "cirugía estética". Y desde Vox, Cristóbal Palacio ha opinado que es "un timo", pues supone que las arcas regionales ingresen solo 3 millones menos cuando recibirán 200 millones de los fondos europeos. Además, ha considerado "absurdo" que el Gobierno cántabro defienda ahora una rebaja de impuestos cuando ha rechazado "multitud" de propuestas de la oposición al respecto para seguir "ahogando" a los ciudadanos.

Mientras, la regionalista Emilia Aguirre ha calificado la modificación de la ley como una medida "importantísima, de calado" y ha destacado que "cuenta con un amplio respaldo de todos los sectores afectados y de los grupos parlamentarios". "No se pueden desdeñar estas medidas y menos cuando cuentan con el consenso de todos los sectores", ha respondido a la oposición.

Por su parte, la socialista Noelia Cobo ha añadido que Cantabria ha apostado por bonificar las tasas hasta final de año mientras otras comunidades lo han hecho solo durante un trimestre, con el fin de "proteger tanto al tejido empresarial como a las personas vulnerables que sufren los efectos de la situación actual", ya que complementa a medidas del Gobierno central como la bonificación del carburante, la rebaja en la factura de la luz o el aumento en el Ingreso Mínimo Vital.

AYUDAS POR DAÑOS DE LOBO

Tras aprobar la modificación de las tasas, el Parlamento ha debatido una moción de Cs relativa a las medidas para paliar los daños provocados por el lobo, en un día en el que de nuevo un grupo de ganaderos se han concentrado frente al Parlamento para denunciar su situación y han asistido al Pleno como público, acompañados por las alcaldesas 'populares' de Cabuérniga y Los Tojos, Rosa Fernández y Belén Ceballos.

La moción no ha salido adelante al contar con el rechazo de regionalistas y socialistas, que suman mayoría absoluta en la Cámara y han votado en contra pidiendo a Cs ser "realistas" y no hacer "demagogia" ni "populismo", ya que uno de los asuntos que pedía la iniciativa era pagar las indemnizaciones en un plazo no superior a 30 días desde el registro de la solicitud por parte del ganadero en la administración.

Comentarios