jueves. 23.05.2024

La piscina municipal de Laredo volverá a abrirse al público a partir del próximo mes de abril después de haber concluido las obras de rehabilitación, que han supuesto una inversión de 1,2 millones de euros, de los cuales la Consejería de Deporte ha aportado más de 500.000 euros.

Así lo ha anunciado este domingo el vicepresidente de Cantabria y consejero de Deporte, Pablo Zuloaga, durante la jornada de puertas abiertas en la piscina municipal de Laredo, en la que ha estado acompañado por el director general de Deporte, Mario Iglesias, la alcaldesa de Laredo, Charo Losa, y varios miembros de la Corporación municipal.

Zuloaga ha mostrado su satisfacción por la conclusión de las obras y la próxima reapertura de la piscina en abril, "dando así respuesta a una vieja demanda y ambición de los vecinos y una aspiración de toda Cantabria".

El vicepresidente se ha congratulado de poner fin al debate de "cuándo se abrirá la piscina de Laredo", después de más de cinco años cerrada al público, y ha confiado que su reapertura contribuya a dinamizar la actividad económica del municipio, destacando que tras las obras se ha puesto en valor uno de los edificios públicos con especial valor patrimonial.

En la misma línea se ha pronunciado la alcaldesa, para quien el día de hoy es "muy importante" porque concluyen unas obras que "han costado muchísimo y que van a cambiar totalmente la imagen de esta piscina con unas magníficas instalaciones, con mayor luminosidad, eficiencia y comodidad para los laredanos".

Tanto Zuloaga como Losa han coincidido en felicitar el trabajo de los técnicos y han destacado que la colaboración del Gobierno de Cantabria con el Ayuntamiento de Laredo se traduce en servicios "muy beneficiosos para los vecinos", como la recuperación de la propia piscina, la rehabilitación de la iglesia de Santa María, la consolidación y puesta en valor de la Puebla Vieja o la ampliación del hospital comarcal.

La piscina municipal de Laredo permanece cerrada al público desde 2015 debido al importante deterioro que padecía en su estructura, especialmente en la cubierta. El proyecto inicial y el posterior modificado aprobado por el Ayuntamiento, que en su conjunto elevan la inversión a 1.210.000 euros, han permitido resolver las deficiencias anteriores y adecuar los espacios para prestar un mejor servicio a los usuarios.

Además del arreglado de la cubierta, una de las principales novedades del proyecto ha consistido en la colocación de grandes ventanales que aportan luz natural y eficiencia energética a la instalación. En el interior, se han renovado los vestuarios y las zonas comunes y se han habilitado dos nuevas salas multiusos.

Además, se ha aprovechado la actuación para proceder a la recuperación patrimonial del exterior del edificio, con una intervención sobre la fachada y la recolocación de las antiguas puertas metálicas de lo que en su día fue el matadero municipal.

También se ha proyectado un nuevo servicio de cafetería, con acceso independiente desde el exterior, para su uso tanto por los usuarios de la piscina como por la ciudadanía en general.

La piscina reabrirá al público el próximo mes de abril
Comentarios