miércoles. 29.11.2023

Las reformas realizadas hace apenas dos meses para evitar que se repitan los actos vandálicos en el Faro del Caballo no han servido para nada. El faro ha vuelto a aparecer lleno de graffitis, así como la señalización de madera de las rutas del Monte Buciero completamente destrozada.

El alcalde de Santoña Jesús Gullart, ha asegurado que se están planteando la instalación de sistemas de videovigilancia para evitar que los incívicos sigan campando a sus anchas por uno de los espacios turísticos más visitados de Cantabria.

"Es incompresible que la gente vaya al monte a disfrutar de la naturaleza con espráis", afirmaba Gullart. El Alcalde ha confirmado que limpiarán los graffitis y valorarán la instalación de videovigilancia puesto que colocar a un policía las 24 horas del día en la zona "es imposible de controlar".

Por otra parte, el Gobierno de Cantabria saliente había aprobado un plan de reserva online para evitar la masificación y limitar a 300 visitantes diarios el espacio del Faro del Caballo, pero no se ha puesto en marcha.

Por lo tanto, inevitablemente este verano se repetirán las imágenes con centenares de turistas en las inmediaciones del faro y sus 763 escalones.