martes. 06.12.2022
TRIBUNALES

El juicio a la mujer que escondió el cráneo de su novio asesinado en una caja en Castro Urdiales comienza el lunes

La acusada, Carmen Merino, se enfrenta a 25 años de cárcel y una indemnización de 20.000 euros a cada uno de los cuatro familiares de la víctima.

Carmen Merino, la acusada por el crimen del cráneo de Castro Urdiales | Foto: Archivo
Carmen Merino, la acusada por el crimen del cráneo de Castro Urdiales | Foto: Archivo

La acusada de asesinar en 2019 a su novio, cuyo cráneo guardó en una caja en casa de una amiga, en Castro Urdiales, será juzgada por nueve ciudadanos a partir del próximo lunes. La mujer se enfrenta a 25 años de cárcel. La acusada, de 64 años, natural de Sevilla, se trasladó hace años a Castro Urdiales, donde conoció a su pareja, de 67 años, que residía también allí.

Tras la desaparición del fallecido el pasado mes de abril, en septiembre, una amiga de la acusada avisó a la Guardia Civil de que salía un olor muy fuerte de una caja que la mujer había llevado a su casa para que se la guardara. Esta amiga confesó a los agentes que su amiga le había dicho que en la caja había juguetes sexuales y que quería sacarlos de su casa porque la Guardia Civil iba a registrarla ante la desaparición de su pareja. Al abrir los agentes la caja, encontraron en su interior el cráneo del hombre desaparecido desde hacía meses.

Su pareja fue detenida y desde entonces permanece en prisión provisional en la cárcel de El Dueso, en Santoña, y se ha negado en varias ocasiones a declarar ante el juez. La Fiscalía, que pide 25 años de cárcel para esta acusada, considera que actuó "movida por un interés económico", y que urdió un plan para acabar con la vida del que era su novio. Añade que planeó el crimen para cometerlo en el interior del domicilio y así evitar la presencia de terceras personas, además de suministrar al hombre un fármaco sedante para adormilarle.

Además, pide una indemnización de 20.000 euros por daños morales para cada uno de los cuatro familiares de la víctima -los dos hijos, el hermano y el primo-. La acusación particular, que representa a los dos hijos del hombre, coincide con la Fiscalía en la petición de pena, y en concepto de responsabilidad civil solicita que la acusada indemnice a sus dos representados con 70.000 euros. La defensa, por su parte, pide la declaración de no culpabilidad de la acusada y su libre absolución, al considerar que no es autora de delito alguno.

El juicio tiene previsto desarrollarse en diez sesiones hasta el 18 de noviembre, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria. La vista pública arrancará el lunes, 7 de noviembre, con la declaración de la acusada y durante los días 8, 9 y 10 declararán los testigos propuestos por la Fiscalía, la acusación y la defensa. Entre ellos se encuentra la vecina a la que entregó la caja y los trabajadores de la ambulancia que atendieron a esa mujer tras sufrir un ataque de ansiedad al descubrir la cabeza. También declararán como testigos la limpiadora de la casa de la acusada y varios familiares y amigos del fallecido. 

Comentarios