lunes. 27.06.2022
SUCESOS

Un joven de 18 años arriesga su vida para salvar a una niña en la playa de Mioño

El chico ha sufrido heridas en sus piernas que le obligan a posponer su ingreso en la Universidad y su objetivo de convertirse en bombero de Castro Urdiales.

El joven Jon Ander, en la imagen compartida en redes sociales
El joven Jon Ander, en la imagen compartida en redes sociales

“Lo haría una y mil veces más”. Esa ha sido la frase con la que el joven Jon Ander Gallardo ha demostrado que “no se arrepiente de nada” de lo que ocurrió el pasado 18 de junio en el espigón de la playa de Mioño, en Castro Urdiales. Jon Ander tiene 18 años y su sueño es ser bombero en su ciudad. Para cumplirlo, como relata Lola Ramos, amiga de la familia, “ha trabajado muy duro” para aprobar el último curso y la EBAU, y poder así ir a la universidad para comenzar una carrera deportiva. Pero ese futuro tendrá que esperar. Porque la vida de Jon Ander cambió ese 18 de junio para poder salvar la de una niña que se estaba ahogando.

Como relata la autora de la publicación en Facebook que ya se ha hecho viral, el joven se encontraba en la parte superior del espigón de la playa de Mioño sobre las 17:00 horas cuando vio a la pequeña en el agua ahogándose. “Sin pensárselo dos veces, y consciente de que a la altura a la que se encontraba se podía hacer muchísimo daño, se tiró a salvar a la niña”, explica Lola Ramos. Lo consiguió, aunque “con muchísima dificultad”.

Esa “buenísima noticia”, sin embargo, llegó acompañada de otra mala. Los peores pronósticos para Jon Ander se cumplieron, y los riesgos de herirse al saltar se han traducido en “graves lesiones en sus piernas”, lo que ha obligado a someterle a operaciones que requerirán un largo proceso de rehabilitación.

“Este curso próximo no va a poder empezar la universidad”, explica la amiga de la familia, por lo que, “de momento, su sueño se ha visto truncado”, ya que durante los próximos meses su vida va a estar centrada en la recuperación y las revisiones médicas. El motivo por el que ha decidido publicar la historia en Facebook es para dar a conocer “que en este mundo de locos también hay gente maravillosa” y jóvenes como Jon Ander que “son héroes”.

En esta historia, además, hay un segundo héroe. Como explica la autora del relato, el joven pudo salir del agua gracias a la ayuda de otra persona, Rafael de la Torre Gálvez, quien también sufrió lesiones en su tobillo.

Comentarios