sábado. 25.05.2024

La Guardia Civil de Cantabria ha instruido diligencias, en calidad de investigado, a un hombre de 49 años y vecino de Vizcaya tras sufrir un siniestro en la autovía A-8 y abandonar el vehículo que conducía a gran velocidad, que se incendió posteriormente y obligó a cortar la autovía durante más de tres horas.

Al conductor se le considera presunto autor de dos delitos contra la seguridad vial, por circular con exceso de velocidad y crear un obstáculo grave a la circulación, han informado fuentes de la Guardia Civil.

Los hechos sucedieron el pasado mes de febrero, cuando el vehículo que conducía el implicado impactó violentamente en reiteradas ocasiones contra el muro de la mediana que separa los sentidos de circulación de la autovía A-8 dirección Vizcaya, a la altura del término municipal de Hazas de Cesto.

El turismo quedó inmovilizado en el carril izquierdo de la calzada y comenzó a arder debido al impacto y su conductor abandonó el lugar del accidente sin solicitar auxilio a los servicios de emergencia, provocando un "grave riesgo" al resto de usuarios de la vía dada la escasa visibilidad del lugar al producirse en horario nocturno.

Los servicios de bomberos y mantenimiento de carreteras procedieron a la extinción del fuego y la limpieza posterior de la vía, que tuvo que permanecer cortada durante más de tres horas.

Tras la investigación, la Guardia Civil determinó que el vehículo circulaba a más de 180 kilómetros por hora en una vía que está limitada a 100 kilómetros por hora, al tratarse de una curva peligrosa debidamente señalizada.

Asimismo, los agentes averiguaron que el conductor del vehículo siniestrado era el titular del mismo y residía en la provincia de Vizcaya y fue localizado a finales del mes de abril.

Investigado un conductor tras sufrir un siniestro y abandonar el coche, que se incendió...
Comentarios