domingo. 27.11.2022

Laredo volvió anoche de nuevo a septiembre de 1556 para revivir el momento en el Emperador Carlos V desembarcó en la villa como parte de su trayecto hacia el monasterio de Yuste, su última morada, una recreación histórica declarada Fiesta de Interés Regional que ha regresado tras dos ediciones sin celebrarse por la pandemia del coronavirus.

De esta forma, y como lo habían hecho por última vez en 2019, los pejinos salieron a la calle para recibir a Carlos V, que desembarcó en El Palenque de la playa Salvé acompañado por sus hermanas, las reinas Leonor de Portugal y María de Hungría. Allí, el Sire ha saludado al pueblo congregado, que le ha ofrecido los manjares de la villa, y ha sido recibido por las autoridades.

Así, la alcaldesa, Charo Losa, le ha dado la bienvenida a Laredo tras su "dura travesía", mientras que el presidente, en su intervención, aprovechó para poner al día al Emperador de los principales temas ocurridos desde su última visita en 2019, como la crisis sanitaria motivada por la pandemia del Covid, la invasión de Ucrania o la muerte de la reina Isabel II de Inglaterra. También el presidente cántabro repasó las hazañas de Carlos V y sus "momentos más gloriosos" y ensalzó al puerto de Laredo, "un lugar digno", según dijo, para que desembarque un emperador y que, según ha dicho, fue construido por el Gobierno de Cantabria para el municipio y todos los que desarrollan su actividad en la zona, ha informado en un comunicado el Gobierno regional.

En el acto estuvieron presentes otras autoridades, como el presidente del Parlamento, Joaquín Gómez, o la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones.

Tras dos años de parón por la pandemia, Laredo volvió a recuperar anoche esta recreación, en la que participan cientos de actores y figurantes. Tras la recepción en el Palenque, el séquito ha recorrido las calles de la localidad hasta llegar a la antigua sede de la Cofradía de Pescadores de San Martín, donde tuvo lugar la tradicional cena de época.

El programa de la fiesta arrancó el jueves y se extenderá hasta el domingo, con desfiles, torneos de época, espectáculos pirotécnicos, un mercado renacentista, actividades y atracciones para los niños, además de talleres de artesanía, expositores, degustaciones gastronómicas y espacios culturales y artísticos.

Comentarios