lunes. 26.02.2024

Los dos hijos menores de la mujer hallada muerta con signos de violencia y amordazada en Castro Urdiales, de 13 y 15 años, han sido detenidos como sospechosos de su muerte.

El chico de 13 años involucrado junto con su hermano de 15 en la muerte de su madre ha ingresado este jueves por la mañana en un centro de protección de menores, por indicación de la Fiscalía de Menores. Y el segundo implicado, detenido e investigado como supuesto autor de los hechos, se encuentra a disposición de la Fiscalía de Menores junto con las diligencias policiales, a fin de que determine las medidas que procedan en su caso.

Así lo ha informado la delegada del Gobierno en Cantabria, Eugenia Gómez de Diego, en una declaración institucional convocada por lo sucedido en el municipio castreño, donde sobre las 20:45 horas del miércoles apareció la víctima, de 48 años y vecina de la localidad, con signos de violencia y amordazada en el interior de un coche en la calle Monte Cerredo.

Sus dos hijos adoptivos se encontraban en paradero desconocido pero se desplegó un dispositivo de búsqueda y fueron localizados de madrugada, sobre las 2:00 horas en el parque Cotolino. La Guardia Civil detuvo a uno de ellos, al de 15 años, como investigado por lo sucedido, ya que el de 13 es inimputable al tener menos de catorce años. Ambos pasaron a disposición de la Fiscalía de Menores de Cantabria y por ahora no constan denuncias previas que tuvieran relación con lo ocurrido.

PLAZO DE 24 HORAS

Según fuentes del ministerio público, consultadas por esta agencia, a media mañana se había recibido un adelanto del atestado, pero no estaba completo. Entre tanto, el chico de 15 tiene que ser explorado por un equipo psicosocial para declarar ante el fiscal de menores y, en caso de que este proponga medidas cautelares, tendría que intervenir también el juez de menores, para ratificar el acuerdo. Desde la detención de un menor existe un plazo de 24 horas para decidir sobre dichas medidas, frente a las 72 horas que como máximo puede estar arrestada una persona adulta.

SE DESCARTÓ UN CASO DE VIOLENCIA DE GÉNERO

La delegada del Gobierno, que ha comparecido junto al teniente coronel de la Guardia Civil en Cantabria, Juan Martínez Ros, ha indicado que, tras unas primeras indagaciones, en principio se descartó que fuera un caso de violencia de genero. Después, la investigación "ha ido revelando nuevos indicios" que apuntan hacia la presunta implicación de los dos menores en la muerte de su madre.

Gómez de Diego ha destacado que el instituto armado ha desplegado todos los recursos necesarios para esclarecer los hechos. "Desde el primer momento, se ha trabajado incansablemente para recabar pruebas, analizar testimonios y seguir cualquier pista que pudiera arrojar luz sobre este trágico suceso", ha valorado. "Los efectivos de la Guardia Civil están volcados en esclarecer todas las circunstancias que rodean este caso, y quisiera agradecer públicamente su diligencia y esfuerzo", ha abundado. La investigación continúa abierta.
 

Detenidos dos menores como sospechosos de la muerte de su madre en Castro Urdiales,...
Comentarios