lunes 24/1/22

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado que "no hay motivo de alarma" en la comunidad autónoma pese al incremento de casos de coronavirus; ha abierto la puerta a acortar el cordón sanitario en Santoña, que en un inicio era de 14 días a contar desde el miércoles, si los contagios van disminuyendo, y ha asegurado que, "a corto plazo", no se prevén adoptar medidas de este tipo en otras localidades. "No especulemos", ha pedido.

Así lo ha afirmado este viernes Revilla en una rueda de prensa tras participar en la Conferencia de Presidentes que se ha celebrado hoy de forma telemática.

Revilla ha afirmado que la situación en Santoña está "más o menos controlada" y se tiene "esperanza" en que el número de contagios comience a disminuir, lo que podría permitir acortar el cordón sanitario levantado el miércoles en el municipio, de donde no se puede entrar ni salir salvo razones justificadas y establecidas en una resolución de la Consejería de Sanidad.

Por ahora, el presidente regional ha explicado que ayer se detectaron 12 nuevos casos de COVID-19 en Santoña, lo que supone el pico más alto en el municipio, si bien espera que desde hoy comience a bajar.

Comentarios