lunes 29/11/21

La Guardia Civil de Cantabria ha detenido a un joven de 27 años y vecino de Castro Urdiales, por conducir de forma temeraria un ciclomotor y agredir a dos agentes, además de dar positivo en alcoholemia y drogas, por lo que se imputan delitos de atentado a la autoridad y contra la seguridad vial.

Según ha informado el instituto armado, los hechos sucedieron a primeras horas de la mañana del pasado día 14, cuando una patrulla de la Guardia Civil de Castro Urdiales observó el ciclomotor circulando a gran velocidad, teniendo que maniobrar bruscamente para no colisionar con el vehículo de este cuerpo.

Los agentes dieron el alto al conductor, quien aceleró su ciclomotor para circular sobre la acera y en dirección contraria. Tras varios minutos poniendo en grave riesgo la vida de las personas que paseaban por la zona, el joven perdió el control del vehículo y colisionó con un turismo estacionado.

Tras el accidente, el conductor intentó abandonar el lugar a la carrera, pero la patrulla logró dar alcance al joven, quien para evitar ser detenido agredió a uno de los agentes con el casco de la moto. Después de un forcejeo en el que agredió en diversas ocasiones a los agentes, fue finalmente detenido.

Posteriormente, la Policía Local de Castro Urdiales le sometió a la prueba de alcoholemia, que dio resultado positivo, al igual que en la prueba de drogas que le realizaron agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Laredo. Por todos estos hechos, fue detenido como presunto autor de un delito de desobediencia y resistencia, un delito contra los agentes de la autoridad y tres delitos contra la seguridad vial (conducción temeraria, y alcoholemia y prueba de drogas positivas).

Comentarios