jueves. 08.12.2022

La Asociación Hayas Clásicos de Limpias celebró el domingo la quinta edición de la Reunión de Vehículos Clásicos, que congregó a 78 participantes principalmente procedentes del País Vasco, aunque también los hubo cántabros y de otras comunidades limítrofes. En concreto, se apuntaron 74 vehículos y cuatro motocicletas que se reunieron en la Plaza del Ayuntamiento, donde arrancó la jornada a primera hora del día para formalizar las inscripciones.

A continuación, se dio salida a la ruta programada entre Limpias y Gibaja, pasando previamente por los barrios de Marrón y Udalla de Ampuero. También se realizó una parada técnica de avituallamiento en Gibaja, donde los participantes degustaron aperitivos preparados por los establecimientos colaboradores en esta cita.

Posteriormente volvieron al punto de partida haciendo el mismo recorrido en sentido inverso, por el trazado que va paralelo al cauce del Río Asón, y la jornada terminó con la entrega de trofeos y regalos donados por los establecimientos colaboradores.

Entre ellos destaca el premio concedido al automóvil más antiguo, que fue para un Seat 600 D del año 1965, mientras que entre las motocicletas presentes el galardón fue a parar a una Vespa 125 del año 1956, propiedad de un vecino del propio municipio de Limpias, que a la vez destacó por ser el vehículo más antiguo de la reunión.

También fueron reconocidos, entre otros, un Mercedes Limusina 300 D y un VW Karmanm Ghia, ambos por su atractivo, por estar prácticamente como eran de origen y por su buen estado de conservación. Tambián hubo Seat 124 y otros deportivos de los años 80 y 90.

Comentarios