domingo 29/5/22

El alcalde de Argoños, Juan José Barruetabeña (PP), espera que la aprobación provisional del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio, por unanimidad en un pleno extraordinario y urgente, sirva para legalizar "todas" las viviendas afectadas por las sentencias de derribo y que "la justicia evite su demolición".

Y es que, en caso contrario, habría que destinar 70 millones de euros a indemnizaciones y construcción de casas de sustitución, según ha indicado el regidor en la sesión en la que se dio luz verde al documento urbanístico, que se ha remitido a la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo para su visto bueno definitivo.

Ha sido una prioridad en el municipio, se ha trabajado con intensidad y espero que sea definitivo

"Ha sido una prioridad en el municipio, se ha trabajado con intensidad y espero que sea definitivo", ha expresado Barruetabeña, que espera poder elaborar el presupuesto municipal sin tener que destinar dinero público al derribo de viviendas, informa el Consistorio en un comunicado.

Por otro lado, el Pleno adjudicó la cuarta fase del proyecto de pavimentación del camino de los barrios de Ancillo y Santiuste por un importe de 216.300 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses.

Con esta obra se completará el 'anillo verde' de la zona del Rivero por medio de hormigón armado y asfaltado, canalización de los tendidos aéreos de luz, conexión a Internet y electricidad, así como la mejora del saneamiento, el abastecimiento de agua y el entorno del lavadero.

El Gobierno de Cantabria aporta el 70% de la financiación de la obra y el Ayuntamiento sufragará el 30 por ciento restante.

Comentarios