jueves. 25.04.2024

Investigadores de la Universidad de Cantabria (UC) están realizando en el municipio de Anievas los primeros trabajos de prospección para la localización de la fosa donde, según la documentación recopilada estos años, podrían estar los restos de Pedro Terán Arce, transportista y juez municipal, asesinado en 1937.

Hasta el momento, se han analizado unos 4.600 metros cuadrados con el empleo de magnetómetro y los trabajos continuarán en una segunda fase con la técnica de georradar. En caso de dar resultado positivo, se procederá a la exhumación, identificación y puesta a disposición de la familia.

A la vez se está trabajando en una localización de una fosa en Tama donde podrían estar los restos de seis víctimas asesinadas en 1937 y en breve, comenzarán en Piélagos. Según el mapa de fosas actualizado, en Cantabria hay 150 con restos de víctimas asesinadas durante la Guerra Civil y la posterior Dictadura.

El Gobierno de Cantabria ha explicado, en un comunicado, que estos trabajos forman parte de las acciones de localización, exhumación e identificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista, dentro de la aplicación de la Ley de Memoria Democrática de Cantabria.

Según ha señalado el vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga, que ha acudido al comienzo de los trabajos en Anievas, la Ley de Memoria, junto a la ley del Estado, fijan el "marco legislativo para el desarrollo de las políticas de recuperación, memoria y verdad". "Es nuestra obligación reparar a las víctimas, asegurar el derecho a la memoria personal y familiar, fomentar los valores constitucionales y reflexionar sobre nuestro pasado para evitar que se repita y como expresión de madurez democrática", ha afirmado Zuloaga

"Ha pasado demasiado tiempo, pero ahora tanto en España como en Cantabria tenemos unas leyes, que recogen los principios del derecho humanitario internacional, tenemos presupuestos, partidas concretas para cumplir una acción política definida, encaminada a hacer justicia y asumiendo nuestra responsabilidad como instituciones", ha dicho el vicepresidente, que se ha mostrado convencido de que el único camino para "avanzar" es reconocer "la voz de los silenciados y a aquellos a los que la historia quiso borrar" porque "todos, pensemos lo que pensemos, somos herederos de esa historia".

Zuloaga ha explicado que los trabajos de localización son complejos por el paso del tiempo, los cambios en el terreno y la ordenación, y las dimensiones de las fosas que en su mayor parte contienen los restos de una víctima.

El Gobierno de Cantabria en 2019, por primera vez, financió la exhumación de los restos de una víctima, el que fuera alcalde de Sotres y guarda de Picos de Europa, Eloy Campillo, asesinado el 24 de abril de 1945.

Además de los trabajos de localización de fosas, el departamento de Zuloaga trabaja en acciones de divulgación de los trabajos realizados y los resultados conseguidos y de dignificación de los lugares de enterramiento y promoción de lugares de memoria. Entre estas acciones, está la creación de un repositorio y base de datos de la documentación digital, a través de un convenio de colaboración entre el Gobierno y la Universidad de Cantabria. También, entre otras medidas, se han puesto en marcha líneas de subvenciones desde la Dirección General de Patrimonio Cultural y Memoria Histórica a ayuntamientos para la realización de actuaciones de recuperación de la Memoria Histórica y Democrática y apoyarles en el cumplimiento de la normativa estatal y autonómica.

Así, estas ayudas van dirigidas, entre otros, a proyectos de ayuntamientos relacionados con la retirada de escudos, insignias, placas, monumentos conmemorativos y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura.

Comienzan los trabajos para la localización de una fosa de la Guerra Civil en Anievas
Comentarios