viernes 27/5/22
MEMORIA

El cántabro que sobrevivió a tres Campos de Concentración

Los tres, incluidos entre los más crueles, con miles de víctimas.

3 febrero 2020. El Memorial Laredo con el nombre de Francisco Roque
3 febrero 2020. El Memorial Laredo con el nombre de Francisco Roque

Francisco Roque Sierra nace en Santander el 16 de Agosto de 1919 y es depositado en la inclusa, siendo acogido en Laredo por la familia Fresnedo-Castillo. Con nueve años fallece su padre de acogida, su madre tuvo que ponerse a trabajar, encargándose de él su hermana mayor, con la que crea un fuerte vínculo.

Con un grupo de 11 jóvenes laredanos (10 y un niño), relacionados con el movimiento anarquista la mayoría, protagonizan una de las salidas al exilio más arriesgadas

Pescador, Anarquista, cumple el servicio militar con la Quinta del 30, pero al producirse el alzamiento militar y provocar la guerra vuelven a movilizarle, desconociendo su destino, pero volvió a Laredo al caer la provincia de Santander, encontrándola ocupada por las fuerzas nacionales y los italianos. Con un grupo de 11 jóvenes laredanos (10 y un niño), relacionados con el movimiento anarquista la mayoría, protagonizan una de las salidas al exilio más arriesgadas por el control de la costa que existía para evitarlo hacia Francia por mar y luego a Cataluña, llegando a Barcelona en Mayo de 1938, hecho señalado por varios periódicos de la época (entre ellos, el 22 de mayo de 1938, Solidaridad Obrera, de tendencia anarquista).

Al caer Cataluña pasó a Francia, donde fue internado en diversos campos de refugiados españoles. Según José Manuel Puente (El Exilio Resistente. Cántabros en la Resistencia y la Francia libre (1940-1945), Agosto 2021) “estuvo trabajando, tras ello, en la 114ª Compañía de Trabajadores Extranjeros afecta al Ministerio del Aire con base en lo aeródromos de Bourgues (Cher, Región Centro). Después de la invasión alemana y la firma del armisticio, fue llevado al campo de concentración de Gurs (Bajos Pirineos), para ser posteriormente incorporado a la 546ª Compañía, con destino en Beaufort Daron (Saboya). También estuvo en el 5º Grupo de Trabajadores con sede en Voglans (Saboya) y trabajó para la empresa Pomerol en Bourget-du-Lac hasta septiembre de 1942, Bernard &Julliard, en Aiguebelette-le-Lac. En enero de 1943 fue trasferido a las minas de carbón de Aime, donde trabajará hasta su detención en diciembre de 1943. Aquí entró en contacto con las redes de la Resistencia francesa y se incorpora a  la organización comunista Main d’Ouvre Inmigrée (MOI). Combatió con el 1º Batallón de la 23ª Brigada Internacional a las órdenes del teniente Bariolade “Flambeau”.

Fue detenido por agentes de la Gestapo el 1 de diciembre de 1943 en Aime, bajo la acusación de llevar a cabo actividades clandestinas de resistencia. Pasó a estar recluido provisionalmente en el Cuartel de Alvertville, donde fue interrogado durante 10 días sobre los servicios y la organización interna de la Resistencia.  Despues de estas primeras jornadas en manos de la Gestapo, fue trasladado el día 10 a la Caserne Curial de Chambéry y dos días después al campo de tránsito de Compiègne, donde otro laredano y anarquista, compañero en la fuga desde Laredo a Francia, José María Ocejo, lleva varios meses. El 15 de Enero de 1944 ambos son deportados al Campo de Concentración de Buchenwald, en territorio alemán. Francisco es matriculado como el deportado número 40.826. Quince días después es trasladado al Campo de Flossenbürg”

En las fichas de entrada a Flosenbürg señala como contacto a su hermana María Fresnedo, con domicilio en la calle Espíritu Santo de Laredo. Este dato pasa desapercibido por los investigadores lo que les lleva a considerarle de Santander. Así sucede cuando José Manuel Puente publica un libro, producto de su profunda investigación, “Cántabros en los campos de exterminio nazis (1940-1945). Resistencia y deportación”, en agosto de 2018, añadiendo en su publicación que “Roque aún debió cruzar la frontera checoslovaca y ser internado en un Campo de Concentración, en algún campo de Trabajo, aunque finalmente retornó a Flossenbürg a finales de 1944 y que, contrariamente a lo que se referencia en algunas fuentes, sobrevivió a todos estos avatares y al maltrato constante…”, referencia ésta a la citación de aquellas fuentes, que había llamado mi atención.

Parte de los detenidos de Aime son trasladados de Flossebürg al Subcampo de Concentración de Hradischko, situado ya en la República Checa

El 2 de mayo de 2019 constituimos la Asociación que me digno en presidir y la casualidad quiso que al día siguiente, una sobrina de Roque, hija de su hermana-madre de acogida preguntara a una de nuestras socias promotoras y compañera en la investigaciones que veníamos realizando sobre las víctimas locales de Laredo, requiriéndole si sabía porque su tío no figuraba en el Memorial que Laredo tiene levantado en recuerdo y homenaje a los “once” deportados locales, constituyendo a partir de ese momento uno de nuestros objetivos corregir esta falta y convirtiéndolo en el Memorial de los DOCE, reivindicación que el ayuntamiento atendió y tuvimos oportunidad de corregir el tres de febrero de 2020, con motivo de la preparación del Acto de Despedida a Lázaro Nates, último deportado cántabro vivo,  que había fallecido el mes anterior y cuya organización nos había encargado el Ayuntamiento.

Hemos conocido, a través de la Fundación Pablo Iglesias, otros protagonistas que compartieron muchas situaciones con Roque:

“Rogelio Laplaza Bernad, nacido en Castejón de Valdejasa (Zaragoza) el 16 de setiembre de 1883, Labrador y Socialista en la localidad que le vio nacer, al producirse el golpe de Estado de julio de 1936 escapó al monte junto a su hermano Romualdo Laplaza Bernad, nacido el 7 de setiembre de 1896, soltero y, como su hermano, Labrador y Socialista. Pasaron más tarde a la zona republicana. Estuvieron en Valencia y Barcelona y finalizada la guerra civil se exiliaron en Francia. Se incorporaron a la Compañía de Trabajadores Extranjeros nº 35 en la zona alpina de la Saboya francesa, trabajando en la construcción de carreteras y la fortificación de la frontera. Posteriormente pasaron a la Compañía nº 5, trabajando en las minas de carbón de Aime (Saboie) (donde también había acabado Francisco Roque). Ocupada la región por los alemanes, fueron detenidos el 1 de diciembre de 1943, junto a otros 45 compañeros, de los cuales 21 más eran como ellos españoles, como represalia por los sabotajes que se estaban produciendo en la zona (según las acusaciones de la Gestapo). Al día siguiente fueron trasladados a unos barracones en Albertville, de donde los mineros franceses salieron en libertad al interceder por ellos el director de las minas. El 17 de enero de 1944 los 23 españoles fueron enviados al Fronstalag 122, un campo de concentración en Compiègne (Oise) al norte de París y dos días después partieron hacia Buchenwald (Alemania), hacinados en un tren de ganado en un viaje que duró tres días. En el campo de Buchenwald permanecieron el periodo de cuarentena, pasando después al campo de concentración de Flossenbourg, cercano a la frontera con la República Checa”

En fecha que desconocemos, parte de los detenidos de Aime son trasladados de Flossebürg al Subcampo de Concentración de Hradischko, situado ya en la República Checa, a cuarenta kilómetros de Praga, una escuela de soldados de la SS, donde los Deportados son sometidos a unas condiciones durísimas que casi ninguno supera. La inexistencia de crematorio en este Subcampo lleva a los nazis, en un principio, a trasladar bien a los fallecidos, bien a los muy enfermos, para ser cremados los primeros o, como nuestros tres protagonistas, para que mueran en Flossenbürg a tener el mismo final. El 5 de junio de 1944, Rogelio, Romualdo y Francisco, junto a otros 18 prisioneros gravemente heridos son retornados para morir y ser cremados en el campo motriz.

Rogelio fallece el 26 de Septiembre de 1944, mientras su hermano lo había hecho en el mes anterior, el día 7. También fallecieron los restantes compañeros del traslado.

Contra todo pronóstico, Roque sobrevive y es liberado por los estadounidenses. Sale gravemente enfermo, con 36 kilos de peso, de forma que es ingresado de continuo en hospitales, primero en París y luego en Alvertville, en Saboya, ya que regresa a la localidad de Aime. Allí es atendido por su Hermana y sus sobrinas y se incorpora tímidamente a la actividad política. Se le reconoce la condición de deportado resistente y la mención de internado político.

Esta nueva situación ya es recogida en la publicación de José Manuel Puente,arriba mencionada, “El exilio resistente, Cántabros en la Resistencia y la Francia Libre (1940-1945)” de diciembre de 2021, clasificando a Roque como laredano.

En 1967 vuelve a Laredo, donde vive arropado por su familia hasta su fallecimiento el 27 de noviembre del año siguiente.

Conocer la estancia en Hradischko me recuerda el episodio de las urnas con las cenizas de 6 españoles, siete aunque uno fue considerado como francés y enterrado en Francia, aparecidas en el Cementerio Stranice (Praga), donde el encargado del Crematorio decidió guardar algunos restos con los datos que consiguen de su titular, así como una relación de los cremados con sus datos, arriesgando así su vida. Los mandos alemanes, ante el inminente acercamiento de los americanos y consecuente liberación de los campos, cuando ya no pueden trasladar los fallecidos a Flossembrúrg deciden hacerlo a ese crematorio, a la vez que intensifican la ejecución de los prisioneros.

Francisco Roca (Arch. CML)
Francisco Roque (Arch. CML)
Ángel Lekuona (Internet)
Ángel Lekuona (Internet)
Rogelio Laplaza (Fuente FPI)
Rogelio Laplaza (Fuente FPI)
Romualdo Laplaza (Fuente FPI)
Romualdo Laplaza (Fuente FPI)

Entre ellos, Ángel Lekuona Beitia, nacido el 1 de marzo 1913 en Busturía (Bizkaia), fusilado el 10 de Abril de 1945, pocos días antes de la liberación del campo.

El sobrino de Ángel, Antón Gandarías se había dirigido a nuestra Asociación el 15 de Septiembre de 2021. Antón estaba trabajando en un Grupo para ampliar el conocimiento del campo de Buchenwald, donde habrían estado Francisco y Ángel (Luego hemos sabido que también los hermanos Laplaza) y trataban de encontrar a la familia de Francisco Roque, por si tuvieran más información directa recibida del propio Roque.

Oselle corresponde a la interpretación en Alemania del apellido Ocejo

Dos semanas después, el propio Antón me remite una reseña de prensa de elDiario.es, donde el periodista e investigador Carlos Hernández, el día 26, dar a conocer en España la localización de las urnas; que no se habían entregado en su momento, tras la liberación porque los españoles eran apátridas“ y no tenían ese derecho, porque nadie lo reclamó”. Este hallazgo se produce gracias a la intensa labor de investigación de dos de los familiares de las víctimas, entre ellos el citado Antón Gandarías, sobrino de Ángel Lekuona Beitia, de Busturia (Bizkaia) y para la investigación cuentan con el apoyo  de un amigo común ambos familiares, Unai Eguia.

Para la aclaración de algunos datos sobre el descubrimiento de las urnas, tomo contacto con Unai y nos intercambiamos documentación. Entre lo recibido, un artículo en el diario digital fet-a-santfeliu, de un miembro del Grupo de Trabajo de Buchenwald, sobre el deportado local Pau Cancernery. Dicho artículo incluye una hoja de salida del subcampo de Hradischko, de un grupo de deportados enfermos con destino a la enfermería y con toda probabilidad al crematorio. Entre ellos llama nuestra atención Jose Oselle, de Laredo-

Oselle corresponde a la interpretación en Alemania del apellido Ocejo (en alemán no exista la c ni la j, y escriben el apellido como les suena).

José María Ocejo Sierra es como Francisco Roque uno de los 12 jóvenes fugados de Laredo en la primavera de 1938, que ha sido detenido en Burdeos  por la policía de Vichi, a las órdenes de la Gestapo y es trasladado al Campo de tránsito de Compiégne, donde coincide con su compañero de fuga y amigo, Francisco Roque. Ambos son trasladados, primero a Buchenwald y después a Flossenbürg. Sabíamos también que Ocejo fue trasladado a Hradischko, subcampo del que desconocíamos su dureza y las vicisitudes que pasaron sus internos. Con las informaciones publicadas, le dábamos por liberado en dicho campo y ahora sabemos que corrió el mismo destino que Roque, traslado enfermo grave, enfermería en Flossembürg e inesperada supervivencia.

La biografía de Ocejo es muy densa, por lo que merece una publicación separada, tarea que nos queda pendiente.

José Mª Ocejo (Colección CML)
José Mª Ocejo (Colección CML)
Hoja de retorno de Hradischko a Flosenbürg (publicación de Jordi Jiménez Zamora sobre Pau Carcereny, deportado)
Hoja de retorno de Hradischko a Flosenbürg (publicación de Jordi Jiménez Zamora sobre Pau Carcereny, deportado)

Antón nos ha invitado a la colocación de un Stolperteine (piedra del tropiezo) en Busturia, la tierra que vio nacer a Angel Lekuona y que fue llevaba a Praga en un Homenaje brindado por la ciudad de Praga, en abril, con la presencia de familiares y autoridades de las comunidades a que pertenecían los asesinados en Hradischko.

Estaremos el día 28 en Busturia, rindiendo homenaje a Ángel y a todos los Deportados.

Stolpersteine de Ángel a colocar el día 28
Stolpersteine de Ángel a colocar el día 28

El cántabro que sobrevivió a tres Campos de Concentración
Comentarios