jueves. 25.04.2024

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión de este jueves la decisión de la empresa pública MARE, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, de asumir la gestión directa del Centro de Recuperación y Reciclaje de El Mazo en Torrelavega, lo que supone la subrogación de la actual plantilla de la sociedad GESMATOR.

Tras la finalización del contrato suscrito con GESMATOR en 1999 y de varias prorrogas contractuales, la Consejería ha determinado que MARE comience a gestionar directamente la planta de transferencia y el Centro de Recuperación y Reciclaje de El Mazo, y que se subrogue en la posición jurídica de GESMATOR, pasando a ser empleador de la plantilla que la empresa tiene la actualidad, formada por 36 trabajadores indefinidos y 8 temporales.

El Gobierno de Cantabria ha explicado en nota de prensa que con esta decisión pretende "seguir apostando por la recuperación de la gestión directa de servicios públicos esenciales, lo que significa garantizar la estabilidad del empleo de sus trabajadores, contribuyendo, además, a velar por la calidad de un servicio de carácter estratégico para el Ejecutivo cántabro, que genera sinergias positivas con otros servicios prestados por la empresa pública y permite un incremento de la eficiencia de los mismos".

La gestión directa de El Mazo por parte de MARE supondrá la disminución de la tasa de subcontratación de los encargos de la empresa pública sin incrementar los costes de los servicios públicos y mantendrá la actividad de una instalación "clave" en la gestión de los residuos y el fomento de la economía circular de Cantabria.

Con esta medida el Gobierno de Cantabria se alinea con los objetivos medioambientales europeos y nacionales, convirtiendo a El Mazo en un elemento "clave" para incrementar la reducción, la reutilización y el reciclado de los residuos que se generan en Cantabria y poder, así, conservar los recursos y llegar a una sociedad "plenamente sostenible y climáticamente neutra".

EL MAZO

El Centro de Tratamiento de Residuos de El Mazo permite el reciclaje y recuperación de diferentes tipos de residuos: los domésticos, los recogidos en las áreas de aportación y los procedentes de diferentes puntos limpios de la región.

Dependiendo de su naturaleza son tratados en líneas diferentes en función de las distintas encomiendas de gestión: red de puntos limpios de Cantabria (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos); servicios de recogida y tratamiento de envases ligeros y papel y cartón; recogidas complementarias (selección y clasificación de los envases ligeros procedentes de la recogida selectiva en municipios de Cantabria, y tratamiento de papel y cartón); y gestión de determinados servicios en materia de residuos domésticos (planta de transferencia y mantenimiento post-clausura del vertedero de residuos no peligrosos).

MARE asume la gestión directa del vertedero de El Mazo en Torrelavega
Comentarios