miércoles. 17.04.2024

Cantabria implantará el quinto contenedor de color marrón para la recogida de biorresiduos a partir del mes de mayo y los enviará a la planta del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos (COGERSA) de Asturias, cerca de Gijón, lo que supondrá un coste mínimo para la comunidad de 1,8 millones de euros en cuatro años.

A partir de mayo podría empezar la recogida en aquellos ayuntamientos que dispongan de contenedores, y en enero de 2025 se alcanzará la recogida completa en toda la comunidad, de forma que "Cantabria va a cumplir con todos los objetivos de reciclaje previstos para 2025".

Así lo ha anunciado este jueves en rueda de prensa el consejero de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Roberto Media, que ha explicado que el objetivo es disponer de una planta propia en Meruelo para el tratamiento de estos biorresiduos en un plazo de tres o cuatro años, con un coste aproximado de entre 50 y 60 millones de euros.

Mientras tanto, el acuerdo con Asturias prevé una partida de 300.000 euros en 2024 para el transporte y tratamiento en la planta de COGERSA de las cerca de 2.000 toneladas de residuos que este año se estima que se puedan recoger y enviar.

Media ha explicado que esta partida se incrementará progresivamente en los próximos años, dado que también se prevé un aumento de las toneladas de residuos recogidas, contemplándose una inversión de 400.000 euros en 2025, 500.000 en 2026 y 600.000 en 2027. Además, ha indicado que estas partidas se podrán incrementar si fuera necesario para tratar las toneladas de residuos que se generen en la comunidad.

Media ha agradecido al presidente asturiano, Adrián Barbón, "la predisposición extraordinaria que ha tenido desde el primer momento" y calificado de "una gran noticia" este acuerdo para permitir que Cantabria cumpla con la normativa europea y disponga del tiempo necesario para contar con una planta de tratamiento de este tipo de residuos, cuya construcción ya se está planificando.

Dentro de este proyecto del quinto contenedor, el consejero ha anunciado que en las próximas semanas se adjudicará la compra de 1.300 contenedores de carga lateral, con un presupuesto cercano a los 2,5 millones de euros procedentes de fondos europeos.

Además, para la recogida y transporte de los biorresiduos, está previsto adquirir tres camiones y un lavacontenedores con un coste de 2,3 millones procedentes del presupuesto de la empresa pública Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía de Cantabria (MARE) y cuya licitación ha sido aprobada este jueves por el Consejo de Gobierno.

De cara al uso de este quinto contenedor, el consejero ha señalado la necesidad de que los ciudadanos se conciencien sobre la importancia de separar los residuos, avanzando la puesta en marcha de una campaña informativa y de sensibilización de toda la sociedad.

Media también ha puesto en valor el trabajo realizado desde su departamento, a través de MARE y de la Dirección General de Medio Ambiente, para cumplir los plazos marcados por la Unión Europea en la implantación del quinto contenedor.

"La política medioambiental es absolutamente estratégica para el Gobierno de Cantabria", ha asegurado, considerando una prioridad la apuesta por la protección del medio ambiente, la economía circular y la mejor gestión de los residuos y su reciclaje.

En la presentación de este quinto contenedor, el consejero ha estado acompañado por el director general de Medio Ambiente y Cambio Climático, Alberto Quijano; y el director general de MARE, Pedro Ruiz.

Cantabria implantará el contenedor marrón a partir de mayo y trasladará los residuos a...
Comentarios