sábado. 13.04.2024

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha manifestado que la situación de los pélets en las playas de la comunidad "está estabilizada", aunque apuesta por "ser cautos" y seguir vigilando su posible aparición "de forma exhaustiva". Además, aunque la situación en alta mar "es incierta" y "nunca es fácil de prever", las previsión del Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria para los próximos días apunta a que no va a empeorar el escenario respecto al vertido de microplásticos e incluso que, dadas las condiciones de viento y las corrientes marinas, los que pueda haber se alejarían de la costa.

No obstante, el mensaje de la presidenta es que "no bajamos la guardia" y que se mantendrá el operativo de limpieza y vigilancia mientras los técnicos lo estimen necesario, aunque la repercusión en la comunidad "sigue siendo muy reducida". "Estamos prevenidos y sobre todo preparados con un plan de contingencia en caso de que la presencia de residuos se incrementara".

Buruaga se ha pronunciado así en declaraciones a los medios este martes, para dar a conocer el estado de la situación cuando se cumple una semana de la aparición de los primeros pélets en los arenales cántabros. Durante este periodo se han recogido -a fecha de ayer- un total de 4,3 kilos de estos plásticos a lo largo de los 220 kilómetros de costa y las 110 playas. Además, desde la aparición de los primeros plásticos, el Servicio de Emergencias 112 ha recibido un total de 16 llamadas de aviso.

Según el balance de la presidenta, siete días después la situación es "continuista" ya que "no hay variación" en la presencia de estos plásticos en las playas, "que sigue siendo muy poco significativa y dispersa".

Tampoco ha habido variaciones en cuanto al dispositivo, que a día de hoy está trabajando en las playas de El Rosal (San Vicente de la Barquera); Luaña (Alfoz de Lloredo); Valdearenas (Piélagos); Loredo y Langre (Ribamontán al Mar); Oyambre (Valdáliga/San Vicente de la Barquera); La Rabia (Valdáliga); Comillas; La Ribera (Suances); Cuchía, Huevo Frito, Usgo y Usil (Miengo); Pedrero (Val de San Vicente); Cuberris (Bareyo); Trengandin, Joyel y Ris (Noja); San Juan de la Canal (Santa Cruz de Bezana); y La Virgen del Mar, La Maruca, El Bocal, Mataleñas y Molinucos (Santander).

En cuanto a los medios, hay 35 operarios de Tragsa -25 aportados por el Gobierno de Cantabria y 10 por el de España-, 12 vehículos, un dron, tres efectivos y tres vehículos del Servicio de Vigilancia Ambiental de Cantabria, dos personas y otros dos vehículos de Inspección Pesquera, y tres inspectores de Costas del Ministerio para la Transición Ecológica con dos vehículos.

GOBIERNO DE CANTABRIA

Buruaga también ha ensalzado que la labor de su Gobierno ha sido "ejemplar", remarcando que ha estado "prevenido y preparado desde el primer día" que surgió esta emergencia.

"Ha sido un ejemplo de decisión y de anticipación. Por primera vez en mucho tiempo ni hemos permanecido a la espera ni vamos a rastras o por detrás de los acontecimientos. Fuimos la última comunidad autónoma a la que llegaron los pélets, pero la primera en reaccionar, primero activando la fase de preemergencia [del Plan Territorial de Protección Civil, Platercant] y después el nivel 2 de alerta para forzar la intervención del Estado, que era para nosotros muy importante".

Así, considera que se ha dado a los ciudadanos "la respuesta que se merecen ante una emergencia de este tipo, que es normalidad, control de la situación". "Yo diría que en todo momento se ha percibido que la situación está bajo control", ha opinado. Finalmente, la presidenta ha indicado que Cantabria mantendrá la coordinación con Galicia, Asturias y País Vasco y con los técnicos para tomar decisiones.

Cantabria da por “estabilizada” la situación de los pélets y prevé que se alejen de la...
Comentarios