domingo. 19.05.2024

USO, sindicato mayoritario en el sector de la discapacidad en Cantabria, ha exigido salarios "dignos", que no "precaricen más" a los trabajadores de este ámbito, mediante la firma un convenio regional, y apuesta por la creación de nuevos perfiles profesionales "más ajustados" al puesto de trabajo.

El sindicato ha explicado que, actualmente, con la subida del SMI, sumando complementos vinculados a la formación y antigüedad en la empresa -N1 y N2-, estos "quedan absorbidos de manera automática", lo que "frustra la posibilidad de consolidar unos complementos salariales en las nóminas mermando su importe". En este sentido, USO ha señalado a los sindicatos firmantes del convenio estatal (CCOO y UGT) en febrero de 2023, cuando rubricaron el acuerdo de las tablas salariales con salarios base "muy por debajo" del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de dicho año, de 830 y 965 euros en sus categorías más bajas.

Por tanto, según USO, no existe una diferencia retributiva entre un trabajador con más de 10 años de antigüedad con uno recién contratado, al situarse el SMI en 1.134 euros, cuando en el convenio hay complementos unidos a la antigüedad y formación.

USO ha reprochado a los sindicatos firmantes del convenio que hayan "consentido esta situación desde hace más de cinco años" y que ahora "precisamente sean ellos los que pongan en el foco dicha cuestión cuando llevan años siendo partícipes". Este sindicato ha solicitado "soluciones inmediatas que llevan bloqueadas desde la pandemia" y ha instado a un convenio regional donde se negocien mejoras "tangibles que tienen a veces poco que ver con las del convenio nacional". "La incapacidad de negociación trae consecuencias innegables en los trabajadores y es lo que se debe paliar con medidas urgentes", ha remarcado al respecto.

USO ha manifestado igualmente que la variedad dentro de las tipologías de centros, no permite una adecuación dentro de las categorías profesionales y representan "realidades muy distintas" dependiendo de donde se desempeñe su labor. Por eso, el sindicato apuesta por la creación de nuevos perfiles profesionales más ajustados al puesto de trabajo. En este sentido ha explicado que son las categorías más bajas las más vulnerables del convenio y las "más castigadas" por dicha absorción.

Al margen de lo salarial, el convenio permanece sin incluir mejoras "tangibles", como el complemento de incapacidad temporal, donde el trabajador no genera el complemento de su paga extra mientras está de baja, los días de asuntos propios, la reducción de la jornada laboral, jubilación parcial, días de asuntos propios y "temas que la pandemia dejó en el olvido, motivado por la dejadez de nuestros compañeros negociadores".

Asimismo, las subvenciones destinadas a los centros deben verse reflejadas en los salarios de los trabajadores ya que hay partidas que se incrementan anualmente que luego no repercuten "todo lo deseable" en las mejoras salariales por lo anteriormente referido "y que cada vez son más necesarias con la inflación de estos últimos años", ha subrayado.

USO exige un convenio regional de la discapacidad con salarios "dignos"
Comentarios