martes. 09.08.2022

El Sector de Sanidad de la Federación UGT-Servicios Públicos en Ambuibérica, empresa concesionaria del transporte sanitario de Cantabria, ha acusado a la empresa de "chantajear al Gobierno" con el descuelgue de convenio, al tiempo que ha exigido un transporte sanitario público. Y es que, USO advertía que la actual prórroga "está causando la asfixia económica" de la concesionaria con pérdidas millonarias, lo que forzaría el "descuelgue salarial" que llevaría a un impago a los trabajadores.

"Primero chantajeó con los pacientes, luego utilizó a los trabajadores, y ahora amenaza con descolgarse de un convenio colectivo que muy poco ha respetado"

En un comunicado, la federación rechaza la decisión de la empresa de aplicar la cláusula de descuelgue del convenio colectivo, en lo que el sindicato considera "un claro chantaje al Gobierno de Cantabria y a su Consejería de Sanidad" para que resuelva el concurso de adjudicación del servicio, ahora prorrogado. "Primero chantajeó con los pacientes, no respetando el orden e incumpliendo numerosas cláusulas de la concesión del servicio; luego utilizó a los trabajadores en su pulso con el Gobierno de Cantabria, y ahora amenaza con descolgarse de un convenio colectivo que muy poco ha respetado en los últimos años", ha criticado el secretario de Sanidad de UGT, Gustavo Fuentes.

Para Fuentes, "lo que ahora anuncia la empresa en evidente connivencia con algún sindicato es simplemente el último episodio de una cadena de despropósitos plagada de sentencias judiciales e incumplimientos de derechos laborales y de cláusulas del propio pliego de concesión del servicio".

El responsable ugetista ha advertido que "habría mucho que decir de la calamitosa trayectoria de esta empresa que incumple con los pacientes, incumple con su plantilla e incluso es incapaz de mantener su flota de vehículos en adecuado estado porque no dispone de personal de mantenimiento y de mecánicos, lo que incumple el texto del pliego de condiciones del servicio, y ha tenido un buen número de ambulancias inoperativas con la reciente huelga del metal en Cantabria".

A juicio de Fuentes, "no merece la pena continuar con una situación calamitosa que se está agravando", por lo que ha reclamado en nombre de su sindicato al Gobierno de Cantabria, a la Consejería de Sanidad y al Servicio Cántabro de Salud un transporte sanitario público, como ya han hecho otras comunidades autónomas como Islas Baleares, Navarra o La Rioja "y con muy buenos resultados". En su opinión, "la mejor manera para dar un servicio de calidad a la ciudadanía es que el Gobierno de Cantabria lo internalice dentro del propio sistema público de salud porque no es aceptable bajo ningún concepto que un servicio asistencial de primera necesidad como el transporte sanitario corresponda a una empresa privada y además con una pésima gestión".

"Las empresas privadas tienen como objetivo conseguir beneficios y las empresas públicas garantizar servicios, por lo que decir que es mejor lo privado viene a significar que se quiere beneficiar a unos pocos, no a toda la sociedad", ha concluido el sindicalista.
 

Comentarios