miércoles. 29.05.2024

El transporte por carretera se recupera en Cantabria, con una facturación que en 2022 ha superado en un 8% la de 2021, y una actividad que, aunque no ha igualado aún la anterior a la pandemia, sí tiene "perspectivas positivas". Sin embargo, uno de los principales problemas a los que se enfrenta es la escasez de conductores -harían falta unos 200- en un sector que roza el pleno empleo.

Así lo ha indicado este viernes el presidente de AETRAC (Agrupación Empresarial de Transporte por Carretera), Andrés Ramón Tárano, en una rueda de prensa previa a la 46ª Asamblea Anual Ordinaria de la agrupación y de la extraordinaria para elegir nueva directiva, a la que concurre su única candidatura.

Tárano ha explicado que la facturación del sector en 2022 ha superado a la anterior a la pandemia, y ha crecido un 8% respecto a 2021. Y aunque en 2022 se transportaron unos 1.369 millones de toneladas de mercancías (un -2,2% menos) en un año en el que el movimiento de mercancías del Puerto de Santander tuvo un ligero retroceso, la nueva terminal de contenedores y el inicio de la construcción del proyecto logístico del Llano de la Pasiega -"una gran noticia"- ofrecen unas perspectivas de crecimiento "positivas".

En este sentido, Tárano ha precisado que los transportistas esperan un incremento del tráfico de contenedores por la terminal de Boluda y ha asegurado que "ningún contenedor quedará sin repartir". "La capacidad de adaptación del sector es muy grande y cuando se vea (el incremento de trabajo) se va a invertir". En cuanto al Llano de la Paisega, ha asegurado que hay "muchas empresas de transporte que están interesadas".

No es tan positivo el margen de beneficios de las empresas, lastrado por el incremento de los costes. En este sentido, los precios de los servicios de transporte durante 2022 subieron una media del 15,6% y los costes medios aumentaron un 11,9%. Por otra parte, el número de empresas de vehículos pesados ha disminuido ligeramente -hay 1.187, un 2,7% menos- pero ha crecido el de vehículos un 8,5%, hasta los 4.911.

También el empleo se ha incrementado, un 2,6%, con más de 7.300 personas ocupadas en el sector en Cantabria, que tiene una tasa de paro del 2,3%. En lo que va de año, el transporte de mercancías por carretera ha comenzado con menor carga de trabajo pero ha recuperado fuerza el internacional. De cara a este ejercicio, Tárano ha apuntado que el sector estará pendiente de las variaciones del precio del carburante; el 'cartel de camiones', pendiente de la sentencia del Tribunal Supremo que solo en AETRAC afecta a 1.047 vehículos; o los peajes.

Al respecto, uno de los problemas, ha reiterado, es la escasez de conductores pues las empresas tienen actualmente "enormes dificultades" para la contratación. La edad media es "bastante alta", unos 55 años, y hay muy pocas mujeres, sobre todo en transporte de mercancías -más en pasajeros-, puesto que representa solo el 4% de los empleados totales, incluidos administrativos.

Por eso ha defendido que "hay que hacer la profesión más atractiva para mujeres y hombres", por ejemplo en aspectos como la seguridad de los aparcamientos, y ha apuntado el problema de los jóvenes para acceder a las misma porque el coste inicial de obtener los permisos "es elevado", de entre 4.000 y 6.000 euros. Una cuestión que las administraciones podrían "favorecer" ayudando a los jóvenes, ha considerado.

PROCESO ELECTORAL

Por otra parte, AETRAC celebra la Asamblea General Extraordinaria Electoral para elegir los cargos de presidente y Junta Directiva para el periodo 2023-2027, al que están llamados a participar los 157 socios. La única candidatura presentada ha sido la de Tárano, de forma que si la asamblea lo ratifica, comenzará un segundo mandato "con la misma ilusión", ha asegurado.

El transporte por carretera en Cantabria necesita conductores: Harían falta unos 200
Comentarios