miércoles. 29.05.2024

El comité de huelga de CSIF-Cantabria y los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) han denunciado que continúan "sin noticias" de la Gerencia del Servicio Cántabro de Salud (SCS) desde que se reunieron el lunes a pesar de quedar dos días para iniciar los paros que han convocado en ocho jornadas no consecutivas a partir de este sábado día 13.

Así, el colectivo señala en un comunicado que "la poca esperanza que tenían de llegar a un acuerdo, a estas horas, es prácticamente inexistente", ya que no ha habido "ningún tipo de contacto" con la Administración desde el lunes a pesar de que el martes enviaron una nueva propuesta con "posibles soluciones" a sus reivindicaciones. De hecho, la "falta de avances en las negociaciones" ha hecho que se haya suspendido una asamblea que tenían previsto celebrar esta mañana en la sede del Colegio de Médicos para comunicar esos avances y valorar posibles soluciones de cara a evitar la huelga.

La presidenta del Sector de Sanidad de CSIF-Cantabria, Margarita Ferreras, ha dicho que no entiende a "qué obedece este silencio", además de que no les han comunicado los servicios mínimos fijados ni cómo se desarrollará el trabajo durante la huelga, algo que ve "gravísimo".

Frente a ello, el vicepresidente cántabro, Pablo Zuloaga, ha asegurado esta mañana a preguntas de la prensa por el conflicto que el Gobierno mantiene una "actitud de diálogo y escucha" ante las reivindicaciones de los SUAP y que se han fijado unos servicios mínimos de acuerdo a la dispersión geográfica de Cantabria.

Según CSIF, los servicios mínimos comprenden a 13 de los 31 SUAP que prestan servicio en la comunidad. Seis de ellos (Camargo Costa, Los Castros, Sardinero, Cotolino, Covadonga y Potes) tendrían que hacer frente a la demanda habitual más la derivada de los SUAP con derecho a huelga, a pesar de contar con un 50% menos de personal sanitario. Los otros siete (Sarón, Renedo, Ramales de la Victoria, Santoña, Cabezón de la Sal, San Vicente de la Barquera y Reinosa) "podrían verse sometidos a un grave riesgo asistencial al cubrir la asistencia médica urgente-emergente de zonas geográficas muy dispersas, cercana a una hora de trayecto en algunos casos".

En base a datos de abril de este año recogidos de la página web del Servicio Cántabro de Salud, el sindicato estima que este primer fin de semana de huelga, entre 1.500 y 2.000 urgencias podrían quedarse sin atención, lo que supondría "un gran perjurio" para las urgencias hospitalarias, ya que los SUAP de Cantabria muestran un "alto grado de resolución de patologías consideradas no demorables".

Así, se prevén fuertes picos de presión en los hospitales, sobre todo en el de Laredo, con un incremento del 193%; en Sierrallana, un 81%; y en Valdecilla, un 46%, según CSIF. "No entendemos la actitud de esta Administración que, al parecer, no tiene tiempo para evitar una huelga que va a someter a una tensión asistencial innecesaria a la población, estando a las puertas de unas elecciones", han lamentado.

La huelga tendrá lugar durante los días 13, 14, 20, 21, 24, 25, 26 y 27 de mayo en las jornadas de 16 o 24 horas según la distribución de su jornada laboral habitual en esos días. Además, CSIF y SUAP Cantabria han convocado una concentración ante la sede del Gobierno el día 18 para "demostrar la unidad y la fuerza del colectivo en demanda de sus históricas y justas reivindicaciones".

Trabajadores de los SUAP lamentan seguir “sin noticias” a dos días de la huelga
Comentarios