sábado. 13.04.2024

Los sindicatos USO y CCOO están ultimando los expedientes para presentar "en los próximos días" demandas individuales de la práctica totalidad de la plantilla de la conservera Atunlo de Santoña tras finalizar este miércoles sin avenencia el acto de conciliación en el Organismo para la Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales (ORECLA), al que no se presentó la empresa, en concurso voluntario de acreedores.

Así lo han informado a Europa Press fuentes de ambos sindicatos, los únicos con representación en la factoría cántabra de empresa gallega, en la que trabajan 83 personas, de las que la práctica totalidad ha presentado demandas individuales para que sus despidos se declaren improcedentes, después de que la empresa solicitara a principios de este mes concurso voluntario de acreedores, tras haber llegado a un acuerdo en enero para aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) a sus empleados y cerrar la planta. Tras el acto de conciliación, los sindicatos ultiman las demandas individuales para presentarlas al Juzgado de lo Social.

La demanda alude a la "grave indefensión" de los trabajadores y el "grave defecto de forma" a la hora de concretar el despido, ya que no se ha ingresado a los trabajadores la indemnización, la liquidación ni los salarios, por lo que solicita la declaración de despido improcedente con su correspondiente indemnización, "debido a la falta de objeto del despido y al defecto de forma manifiesto".

En la demanda de despido colectivo, la representación de los trabajadores señala que, tratándose de un despido colectivo, la empresa incumple con un requisito formal a la hora de proceder en el expediente de regulación de empleo, ya que en la carta de despido la empresa contemplaba una indemnización para cada trabajador que hasta el momento no ha recibido ninguno. Y en este sentido subraya que, al no haber abonado la indemnización, el despido sería improcedente. Además, se les adeuda la nómina de enero y la liquidación y el finiquito.

Finalmente, denuncian el "agravio comparativo" entre los trabajadores de Santoña y otros de la misma mercantil, Atunlo O Grove, quienes sí se beneficiaron del pago de la indemnización acordada, liquidación y mensualidad.

ANTECEDENTES

El 1 de febrero, la dirección de Atunlo en Santoña trasladó a los trabajadores que no ha podido obtener la liquidez necesaria para pagar sus indemnizaciones por despido y que por ello se veía obligada a solicitar un concurso voluntario de acreedores.

Atunlo había entrado en preconcurso en noviembre de 2023 por situación de "insolvencia inminente" y el pasado 17 de enero dirección y comité de empresa alcanzaron un acuerdo para cerrar la planta aplicando un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) a sus 83 trabajadores e indemnizándolos por el despido.

Sin embargo, según explicó la dirección de Atunlo Santoña en una comunicación remitida a la plantilla, el 15 de enero Inpesca -propietaria de parte del capital de la empresa-, con el apoyo de varias entidades bancarias, impugnó el experto en reestructuración aprobado por el Consejo de Administración de Atunlo y nombró a uno nuevo, Alvarez & Marsal. Debido a esta situación no pudo obtener la liquidez necesaria para el pago de las indemnizaciones pactadas, "ni hay previsión de resolver dicha situación a corto plazo", exponía la compañía.

La falta de liquidez retrasa el cobro de las cuantías acordadas con los trabajadores, a la espera de que los administradores concursales emitan el certificado de deuda para poder acudir al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) y que éste se haga cargo de su indemnización.

Los trabajadores de Atunlo presentarán demandas contra la empresa en los próximos días...
Comentarios