domingo. 14.04.2024

El sector de la seguridad privada, que aglutina a un millar de profesionales en Cantabria -80.000 en España-, se ha concentrado este martes frente a la sede de la Seguridad Social de Santander para exigir la jubilación anticipada a los 60 años como "mínimo" y que se resuelvan los expedientes presentados desde 2017 para que se pueda jubilar el personal con coeficientes reductores.

En la protesta, convocada por La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT en las principales capitales del país, se ha lucido una gran pancarta que decía '¡Estamos en lucha! Hoy por mí, mañana por ti' Seguridad privada. Jubilación anticipada'.

El portavoz de UGT, Alberto González, ha señalado en declaraciones a la prensa que el sector cumple con los requisitos de penosidad y peligrosidad exigidos para solicitar dicha jubilación anticipada para los vigilantes de seguridad, cuya media de edad se sitúa en los 52 años, salvo transporte de fondos que se eleva a los 54.

Según ha explicado, en 2017 el sindicato presentó ya un expediente para que se pudiera jubilar el personal de seguridad privada con coeficientes reductores y todavía "no hay contestación" por parte de la Seguridad Social. De esta forma, el objetivo de la movilización es "presionar un poco" a la Seguridad Social para que saque dicho expediente y sea "favorable". "Queremos una jubilación anticipada con coeficientes reductores, queremos que cumplimos los objetivos que nos expone el Gobierno", ha trasladado.

El sindicato reivindica una jubilación anticipada para los vigilantes de seguridad a partir de los 60 años "mínimo", al tener en cuenta que "se hacen miles de horas extraordinarias" y "la peligrosidad está declarada" porque son "el primer parapeto" cuando se avisa a la policía. "Cuando avisamos a la policía quiere decir que los vigilantes ya han actuado y avisamos a la policía para que se haga cargo de la situación", ha indicado el portavoz. Asimismo, González ha subrayado que estos profesionales hacen festivos, sábados y domingos, y trabajan las 24 horas del día, por lo que también la penosidad está "reflejada". "Entendemos que es hora de que se trate el asunto y que sean favorables los expedientes que se han metido desde el año 2017, que tenían que estar resueltos porque han pasado más de siete años desde ese expediente", ha manifestado.

Asimismo, el portavoz ha apuntado que se tiene que producir un cambio generacional en el sector que "se empiece a hacer cargo" de las nuevas tecnologías que están surgiendo. Además, ha añadido que la competencia es "feroz" en la seguridad privada, por lo que desde el sindicato entienden que los profesionales se tienen que "poner al día" a través de módulos de formación. En este punto, el sindicalista ha aplaudido que en 2023 el Boletín Oficial publicó el módulo de formación para la seguridad privada de grado medio.

La seguridad privada exige en Santander la jubilación anticipada a los 60 años y...
Comentarios