jueves. 07.07.2022

El Sindicato Cántabro de Asalariados del Transporte (SCAT) ha demandado a la empresa concesionaria del servicio de la OLA en Santander, Dornier, que se siente a negociar "única y exclusivamente" una subida salarial en base al IPC real de cada año de vigencia que ambas partes. Además, ha solicitado a la empresa que negocie la plantilla necesaria para cubrir la vigilancia del servicio municipal de la OLA actualmente vigente y prever posibles ampliaciones del mismo.

El comité de empresa de Dornier, integrado por SCAT y CCOO, convocó el miércoles y el jueves concentraciones ante el Ayuntamiento, ya que los trabajadores han sufrido una pérdida de poder adquisitivo de más del 17% en los siete años que llevan sin subidas salariales. En un comunicado, SCAT ha denunciado además una "posible regulación encubierta del servicio OLA de Santander llevada en estos últimos años" con el despido de una cuarta parte de la plantilla, que el sindicato no sabe si el Ayuntamiento conoce.

En relación a la pérdida de poder adquisitivo, STAC ha argumentado que ni la empresa ni el Ayuntamiento como organismo público "pueden ni deben alegar para negar revisiones salariales a las tablas pactadas que se haga la negociación colectiva después de la nueva licitación del servicio OLA de Santander". En su opinión, precisamente disponer del coste salarial anual del servicio favorece el cálculo real del coste del mismo y su reflejo en los pliegos de condiciones técnicas y administrativas de la próxima licitación, además de estar así recogido la Ley de Contratos del Sector Publico.

Según el sindicato, ni la empresa ni el Ayuntamiento pueden alegar o argumentar en favor de una reducción "tan sustancial" de plantilla teniendo en cuenta la ampliación del servicio OLA desde que se adjudicó a Dornier.

Comentarios