viernes 21/1/22
LABORAL

Satse denuncia las condiciones laborales de enfermeras, fisioterapeutas y matronas

Dispositivo para la aplicación de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la Covid-19 al personal sanitario del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla
Dispositivo para la aplicación de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la Covid-19 al personal sanitario del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla

El sindicato de enfermería Satse Cantabria ha denunciado hoy las "nefastas condiciones laborales" que están sufriendo las enfermeras, matronas y fisioterapeutas de los hospitales de la región, lo que está provocando "una situación límite" entre estos profesionales.

Así lo ha manifestado en un comunicado, en el que ha explicado que a los excesos de jornada que llevan padeciendo desde el inicio de la pandemia, se suman cambios en cartelera, denegación de reducciones de jornada y una "nula compensación del sobresfuerzo" que están realizando los profesionales por parte de las gerencias de los hospitales.

"Esta es la sexta ola y las gerencias siguen sobrecargando y mermando los derechos de las enfermeras, matronas y fisioterapeutas sin que ofrezcan una solución o mejora en este sentido", ha denunciado la secretaria autonómica de SATSE Cantabria, Ana Samperio, para quien estos tres colectivos "han demostrado con creces que no tienen miedo al trabajo, pero es de justicia respetar al menos sus condiciones laborales y no maltratar a profesionales que han estado desde el principio en primera línea".

Samperio ha indicado que actualmente, en el Hospital Marqués de Valdecilla hay ocho plantas con pacientes Covid y dos Unidades de Cuidados Intensivos, lo que provoca que las enfermeras "están asumiendo, una vez más, un trabajo asistencial de sobrecarga sin ningún tipo de contraprestación", ha dicho.

Además, ha afirmado que las enfermeras no pueden organizar su vida personal ni familiar ya que su cartelera se modifica diariamente "y en el último momento y llevan así dos años".

A la falta de plantilla se suman las bajas que se están produciendo entre el personal sanitario, "lo que hace que las que están en activo no den más de sí, llegando a niveles de estrés y de agotamiento preocupantes", ha concluido Samperio.

Comentarios