miércoles. 06.07.2022
HUELGA

"Nos dirigimos a los trabajadores para que se reincorporen inmediatamente a sus puestos de trabajo"

Pymetal denuncia la "nula voluntad negociadora" de los sindicatos y pide e los trabajadores que vuelvan a sus puestos

Un grupo de personas sostienen banderines en una manifestación convocada por el primer día de huelga en el sector siderometalúrgico
Un grupo de personas sostienen banderines en una manifestación convocada por el primer día de huelga en el sector siderometalúrgico

La patronal del Metal, Pymetal, ha denunciado hoy la "nula voluntad negociadora" de los sindicatos CCOO de Industria, UGT FICA y USO Industria, que han convocado a los trabajadores a una huelga indefinida que comenzó el jueves ante la falta de acuerdos en la negociación del convenio colectivo, y ha pedido a los empleados que vuelvan a su actividad.

"Nos dirigimos a todos los trabajadores para que se reincorporen inmediatamente a sus puestos de trabajo, desoyendo los cantos de sirena sindicales, que solo van a generar pérdidas y desempleo", ha dicho la patronal en un comunicado. En su escrito, Pymetal señala que "asciende a 300 euros la cantidad media de euros perdidos ya por cada trabajador en la huelga". "Ya sea voluntariamente o presionados por los piquetes supuestamente informativos, cada trabajador del sector que esté en huelga habrá perdido a día de hoy más de trescientos euros, entre salario, plus convenio, parte proporcional de pagas, etcétera", ha asegurado. Y ha denunciado que la representación sindical muestra "una nula voluntad negociadora, no admitiendo siquiera la mediación del ORECLA en la resolución del conflicto convocado", por lo que se dirige a los trabajadores del sector para comunicarles directamente el coste económico de esta huelga.

Pymetal ha explicado que ha ofertado un 7% de incremento salarial en la mesa de negociación del convenio, un 2,1% para 2021, y un 3% para 2022, revisable al IPC subyacente. "Dado que este indicativo está ya en el 4,9%, la oferta real es del 2,1% más 4,9%", ha precisado. Y ha advertido que cualquier incremento superior es "inasumible por la empresa y supondría tener que reducir la actividad y prescindir de trabajadores, porque a estos incrementos salariales le han precedido enormes incrementos en la materia prima, en el coste de la energía, en la fiscalidad, etcétera".

Comentarios