domingo. 16.06.2024

La patronal cántabra ha mostrado su preocupación por la "hostilidad" existente en la actualidad hacia el mundo empresarial, que es a su juicio, "un desvío poco real de la problemática y de la mala gestión que se está tramitando en diferentes administraciones".

Así lo ha señalado este jueves a preguntas de la prensa el presidente de CEOE-Cepyme Cantabria, Enrique Conde, que ha hecho balance de la legislatura y ha explicado las peticiones de los empresarios a los partidos políticos de cara a los próximos cuatro años, entre las que se encuentra un "apoyo decidido" a la actividad empresarial, así como al diálogo social, más agilidad en los trámites y mayor implicación de los empresarios en las organizaciones.

El líder de los empresarios ha manifestado que les "preocupa" y "decepciona" la "hostilidad" existente en la actualidad hacia el mundo empresarial, que es, a su juicio, "un desvío poco real de la problemática y de la mala gestión que se está tramitando en diferentes administraciones", y ha puesto como ejemplo la huelga del transporte y del metal. En este sentido, se ha referido al caso de Aspla: "No entendemos como los políticos toman partido en estas situaciones, que son privadas entre la propia empresa y los trabajadores", ha dicho Conde, que ha advertido que estas situaciones provocan "recelo" y "una huida de la empresa fuera de Cantabria" o el cierre de muchas de ella. "Pedimos respeto y unas condiciones que sean apropiadas para poder trabajar", ha añadido.

"FALTA DE GESTIÓN COORDINADA Y EFICAZ"

Para la patronal, la legislatura ha estado condicionada por la pandemia del Covid y la guerra de Ucrania. Según ha indicado, tras la crisis sanitaria el mundo empresarial ha mostrado su "decepción" por el "olvido" por parte de las instituciones. Y el conflicto bélico, marcado por el precio de la energía y la inflación, está teniendo un efecto "bastante grave" en la economía.

Según Conde, durante este tiempo ha destacado la "falta de una gestión coordinada y eficaz" por parte del Gobierno, fundamentada al estar compuesto por dos partidos (PRC-PSOE), la "excesiva improvisación", la "falta de valentía" y "falta de escucha de la realidad". De esta forma, los empresarios demandan la promulgación de una ley de simplificación administrativa y de reducción de trámites, y una ley de control ambiental, que está en borrador. Asimismo, solicitan redirigir las medidas de apoyo al empleo público y apoyar la formación no reglada. En este punto, ha subrayado el "desacuerdo" existente en torno a las leyes de apoyo a las corporaciones locales.

También piden una reducción o congelación de los impuestos autonómicos, reforzar la digitalización y la innovación; y desarrollar un plan energético regional que potencie el desarrollo de energías renovables en el territorio. De cara al absentismo laboral, un problema "gravísimo" en la actualidad en la región que ha aumentado un 20% en el primer trimestre del año en comparación con el de 2022, proponen una serie de medidas para paliar su impacto.

Conde ha explicado que para que haya inversiones productivas en Cantabria es necesario que el Ejecutivo ejecute "menos burocracia y de trámites", con declaración responsable y silencios positivos; una fiscalidad "atractiva", un cambio en el modelo productivo, apoyo a infraestructuras como el ferrocarril y la energía; y "una marcha más" en la ejecución de los fondos europeos. A su juicio, es "absurdo" revisar los proyectos elaborados por los técnicos profesionales, que deberían "asumir las consecuencias" de sus acciones, y se debería poner el foco en "el control", con lo que "ahorraríamos posiblemente a la larga mucho dinero, mucha burocracia y agilizaríamos mucho la economía en Cantabria".

En este sentido, ha señalado que el funcionario implicado en el caso de Obras Públicas "no estaba solo". "La justicia funciona, pero es excesivamente lenta", ha añadido. Finalmente, ha denunciado la "decepción" en torno a los fondos europeos, que "se desconoce lo que hay", y ha puesto como ejemplo a Solvay, cuya empresa en Francia ya los ha recibido "en un porcentaje alto" mientras que en la comunidad "apenas saben si van a entrar dentro" de los mismos.

FERROATLÁNTICA Y SIDENOR

A preguntas de la prensa sobre la situación de las empresas Ferroatlántica y Sidenor, Conde ha destacado que están "sufriendo" el coste de la energía, como toda la industria, pero con la variable "importante" de que el centro de decisión no está en Cantabria. "Tienen un futuro incierto", ha valorado Conde, para quien "la situación más complicada la tiene Ferroatlántica".

SUBIDA DE SALARIOS

Cuestionado sobre la reclamación de una subida de los salarios realizada por los sindicatos con motivo del 1 de mayo, Conde ha recordado que la inflación está afectando a trabajadores y empresas, y ve "absurdo" pensar que el empresario, que lleva cuatro años luchando por mantener sus empresas, no se preocupa por el salario de sus trabajadores y ha defendido que su actitud es "responsable" y "generosa".

"Soy partidario de que los trabajadores tengan condiciones dignas y es la única forma de que al final las empresas salgan adelante", ha añadido. En este sentido, ha apuntado que el diálogo social tuvo su cometido al principio de la legislatura, pero después, tras la problemática de la energía y los materiales, no ve que los sindicatos "se pronuncien en esas situaciones".

"A todos nos gustaría subir el sueldo y tener unas condiciones fantásticas, pero el problema es cómo lo haces, cómo encuentras el equilibrio para que una empresa pueda sostenerse", ha valorado Conde que, en su opinión, "el sindicato tiene que darse cuenta que el empresario está del lado del trabajador", por lo que ha abogado por sentarse con los mismos para "reformular" el diálogo social.

EVOLUCIÓN DE LA ECONOMÍA

Por otro lado, Conde se ha referido a dos estudios sobre cómo ve el empresario la situación actual. Así, ha indicado que los empresarios cántabros ven la economía regional, "similar" a la de España, en el 52% de los casos mal o muy mal, un 38% regular y un 9%.

En cuanto a la situación de las empresas cántabras, por debajo del 10% de los empresarios creen que es mala, el 35-40% la ven regular y más de un 50% buena. Sin embargo, ha apuntado que esta perspectiva baja de cara a un año al 14, 60 y 30%, respectivamente. "Las expectativas a priori no son malas por parte del empresario de Cantabria, pero se ve una ligera bajada", ha dicho.

Finalmente, Conde ha indicado que el número de empresas directas que forman parte de la patronal ascienden en la actualizad a las 650, el número de asociados ha aumentado en los últimos cuatro años en más de 200 y se han incorporado unas ocho asociaciones.

"Pedimos respeto y unas condiciones que sean apropiadas para poder trabajar"
Comentarios